Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía registra en Sevilla Solidaridad del Taxi y detiene a un hombre al hallar un punzón y jeringuillas

La Policía Nacional ha realizado este domingo por la mañana un registro con orden judicial en la sede de la asociación sevillana Solidaridad del Taxi, sita en el aeropuerto hispalense de San Pablo en el marco de una actuación en la que, además, ha detenido a un taxista tras hallar en su vehículo elementos como un punzón y jeringuillas.
Así lo han informado este domingo a Europa Press desde la Policía Nacional, que, tras tomar declaración a este taxista, lo ha dejado en libertad con cargos, según precisan las mismas fuentes, que aclaran que, además de un punzón y jeringuillas, en el taxi del detenido se ha encontrado una capucha y huevos.
Son elementos como los que se utilizan para atacar a vehículos de empresas de alquiler de coches con chófer como Cabify, según han recordado las mismas fuentes, que han explicado que el detenido y luego puesto en libertad con cargos responde a las siglas A.M.C.V y tiene 59 años de edad.
El registro de la asociación se ha llevado a efecto con mandamiento del juzgado de guardia de Sevilla, y ha permitido a la Policía intervenir discos duros y material informático para su análisis.
De igual modo, la referida detención se ha llevado a cabo al registrar la Policía los taxis que se encontraban en la zona Palenque, donde estaban aparcados. La operación la desarrolla la Brigada de Información y la Policía no prevé nuevas detenciones al margen de la practicada.
EL CONFLICTO DEL TAXI
Cabe recordar, al hilo de esta actuación, el conflicto abierto en Sevilla entre el sector del taxi y el de los vehículos de transporte concertado. Al respecto, la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), que agrupa al sector de los VTC, advertía recientemente a la propia fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, de la "insostenible situación de violencia" que sufren los conductores que ejercen esta actividad en Sevilla, para empresas de alquiler de coches con chófer como Cabify.
En los últimos seis meses, según Unauto, la organización ha denunciado "más de 40 altercados" en la ciudad hispalense, aunque "los incidentes por taxistas que amenazan, persiguen o coaccionan a los conductores (de VTC) ocurren prácticamente a diario".
El director de Cabify, Mariano Silveyra, se reunía también recientemente con el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, reclamando "mano dura" ante los "insultos, amenazas, encerronas y agresiones" que los conductores que trabajan para la empresa aseguran padecer por parte de taxistas.
Desde que allá por septiembre de 2016 Cabify desembarcase en Sevilla capital, dicha empresa y otras de su sector han venido denunciando no pocas situaciones de violencia, acoso o coacciones a sus conductores, mientras el sector hispalense del taxi se desliga de los altercados y alerta de presuntas situaciones de "intrusismo" o competencia desleal protagonizadas por conductores de vehículos de transporte concertado, cuya regulación es diferente a la de los taxis y más restrictiva.
La Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía, en tal contexto, investiga actualmente a 27 taxistas, por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de vehículos con licencia de transporte concertado, con relación a los trayectos al aeropuerto hispalense de San Pablo, cuya parada estaría supuestamente acaparada por un grupo concreto de taxistas.
La situación, en cualquier caso, tocó techo la madrugada del martes de la última edición de la Feria de Abril. Aquella noche resultaron incendiados nueve turismos VTC desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de la empresa Cabify con motivo de la Feria, en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos donde descansaban sus conductores.