Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre abatido por la Policía en La Algaba habría recibido tres disparos tras agredir a los agentes

El hombre fallecido la madrugada de este jueves en La Algaba (Sevilla) por impacto de bala tras agredir y herir de gravedad con un arma blanca a dos agentes de la Policía Local que habían acudido a su domicilio, alertados por una presunta situación de violencia de género sobre su pareja sentimental, habría recibido hasta tres disparos en distintas partes de su cuerpo.
Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la investigación, que han detallado que la víctima, de unos 33 años de edad, falleció en el acto tras recibir un total de tres disparos por parte de los agentes intervinientes en distintas partes del cuerpo, uno de los cuales resultó mortal.
Fue sobre las 4,50 horas cuando se recibió una llamada del teléfono de asistencia a víctimas de violencia de género (016) por una agresión en un domicilio de la calle Santiago de La Algaba. La llamada, al parecer, la habría realizado la hija de la mujer, de 17 años de edad.
Tras ello, se dio aviso a Guardia Civil, servicios sanitarios del 061 y Policía Local, de manera que una pareja de agentes de la Policía Local se personó inmediatamente en la vivienda e intentó reducir al fallecido, quien en ese momento les habría atacado con un machete, haciéndoles retroceder e incluso cayendo al suelo uno de ellos.
"MACHETAZO EN LA CABEZA"
Después de que el sujeto hubiese herido a ambos agentes, asestando incluso un machetazo en la cabeza a uno de ellos, uno de los policías habría abierto fuego contra este hombre, abatiéndole y provocando su muerte. Mientras la pareja sentimental del individuo está en casa de su madre, los dos agentes de la Policía Local se encuentran hospitalizados en el hospital Virgen Macarena de Sevilla capital, a cuenta de las heridas sufridas.
Uno de ellos está a la espera de ser intervenido al tener múltiples fracturas y cortes en los ligamentos y en los huesos, mientras que el otro agente herido se encuentra "bien dentro de la normalidad, aunque mareado", pese a haber sufrido "un machetazo en la cabeza", según ha dicho a Europa Press el alcalde, el socialista Diego Manuel Agüera.
Los dos agentes están casados y tienen hijos.
El primer edil ha precisado que el fallecido no había sido objeto de denuncias previas por parte de su pareja ni ante la Policía, ni ante la Guardia Civil ni en el punto de información a la mujer del municipio. "No se sabe qué le pasó por la mente", ha dicho el alcalde respecto a este hombre, abogando por esperar a los resultados de la correspondiente prueba de autopsia.
El Equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla investiga las circunstancias del suceso.