Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Plan de Familia protege al no nacido para que "la mujer siga con el embarazo"

La "protección del no nacido durante su crecimiento y desarrollo, estableciendo y proporcionando a la madre la información e instrumentos necesarios que le faciliten continuar con su embarazo" es uno de los objetivos que recoge el borrador del Plan Integral de Apoyo a la Familia (PIAF) elaborado por el Ministerio de Sanidad y remitido a distintos órganos para consulta.

El borrador se articula en ocho líneas estratégicas con sus distintos objetivos, que van desde la conciliación y la protección económica de las familias hasta la promoción de la solidaridad intergeneracional, aunque no contempla medidas concretas de actuación ni lleva adjunta memoria económica o estimación presupuestaria.
Toma como punto de partida la necesidad de emprender el desarrollo normativo de distintas leyes vigentes, como la Ley de Dependencia, protocolos internacionales y estrategias aprobadas con anterioridad. Destaca en este punto la referencia a la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de 2010, aprobada al hilo de la actual legislación del aborto que el Ejecutivo tiene previsto derogar.
Una de las numerosas recomendaciones que recoge esa estrategia es "diseñar programas específicos de salud sexual y reproductiva que tengan en cuenta las diversas necesidades en función de los diferentes tipos de discapacidad, incluyendo la garantía de la autonomía de las mujeres en la toma de decisiones respecto a la interrupción voluntaria de su embarazo".
También hace referencia al aborto cuando propone facilitar más formación a los profesionales, incorporando a los programas curriculares de las carreras relacionadas con medicina y Ciencias de la Salud materias sobre salud sexual y reproductiva "incluyendo la investigación y formación en la práctica clínica de la interrupción voluntaria del embarazo".
En el ámbito de protección de la maternidad, la sexta de las líneas del PIAF elaborado por Sanidad, contempla además "atender de manera especial y prioritaria a mujeres embarazadas en situación de especial vulnerabilidad y con necesidades específicas, especialmente en el caso de menores de edad, las que presentan alguna discapacidad o aquellas a cuyo hijo no nacido se le haya diagnosticado alguna enfermedad o discapacidad".
Asimismo, prevé "potenciar el parto normal y mejorar la calidad asistencial del Sistema Nacional de Salud durante el proceso reproductivo", "impulsar la implicación paterna en el proceso de cuidado y crianza" o "promover el desarrollo de servicios sociales y asistenciales que ofrezcan apoyo a las necesidades de las embarazadas", entre otras metas.