Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dukan propone premiar con buenas notas a los niños delgados

Sugiere que los alumnos con un peso adecuado tengan calificaciones más altas en los exámenes

Pierre Dukan quiere acabar con el problema de sobrepeso de los niños franceses. Así, ha propuesto que los alumnos que tengan un peso adecuado saquen mejores notas en el colegio. En una carta, enviada a los 16 candidatos a las elecciones presidenciales de Francia, el nutricionista sugiere que los niños que mantengan un índice de masa corporal entre 18 y 25 obtengan calificaciones más altas en los exámenes.
Dukan ha hecho la propuesta en un escrito de 250 páginas titulado "Carta abierta al futuro presidente", que ha enviado a los 16 candidatos a las elecciones presidenciales francesas.
La idea del nutricionista es que se permita a los estudiantes de secundaria optar por una opción denominada "peso ideal" en sus exámenes de final de año de bachillerato. Así, podrían obtener puntos extra si mantienen el índice de masa corporal (IMC) entre 18 y 25.
El IMC se obtiene dividiendo el peso de una persona por su estatura al cuadrado y se usa como indicador de la proporción de grasa corporal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define un IMC de 18,5 a 25 como equivalente a peso normal, de 25 a 30 a sobrepeso y de 30 o más como indicador de obesidad.
Según la propuesta de Dukan, aquellos estudiantes que tuvieran sobrepeso al comienzo del curso de dos años recibirían el doble de puntos si lograban adelgazar en ese período. "Es un motivador fantástico", ha argumentado Dukan.
"El bachillerato es realmente importante en Francia. Los chicos quieren tenerlo, los padres lo quieren aún más, por lo tanto, ¿por qué no hacerlo funcionar junto con la nutrición?", ha señalado.
"Hay un problema real. Desde la década de 1960 el número de personas con sobrepeso en Francia ha aumentado de 500.000 a 22 millones y está creciendo cada año. Cuando se alcanzan esos niveles, ya no es más un problema de salud, se convierte en un problema político, y los líderes de la nación deben preocuparse por él", ha comentado.
Por ello, además de esta propuesta, Dukan ha sugerido la posibilidad de crear un restaurante de comida rápida que sirva versiones más nutritivas de las clásicas hamburguesas y patatas fritas para acabar con la obesidad infantil.