Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden que un acusado muestre su pene como prueba en el asesinato de su novia

Piden que un acusado muestre su pene como prueba en el asesinato de su noviaBroward Office Police

El juez del condado de Broward está considerando si permitir que un hombre acusado presente su pene ante el jurado como prueba de que el asesinato de su novia en 2015 mientras practicaban sexo oral fue un accidente.

Richard Henry Patterson, de 65 años, ha sido acusado de asesinato en segundo grado y se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua si finalmente es condenado por la muerte de Francisca Marquinez, de 60 años, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en su apartamento Royal Park Gardens a finales de octubre 2015.

Los fiscales dicen que Patterson la ahogó y dejó que su cuerpo se descompusiera durante varios días antes de avisar a la Policía. El abogado de defensa Ken Padowitz dijo que la muerte de Marquinez no fue intencional, sino que se ahogó con el pene de Patterson durante el sexo oral, informa Sun Sentinel.

En una moción presentada este mes, Padowitz dijo que el jurado necesita ver el pene de Patterson para entender completamente lo que arguye la defensa.

En el diálogo que mantuvieron el abogado defensor, la Fiscalía y la jueza Lisa Porter, intentaron determinar en qué condiciones y en qué lugar se llevaría a cabo esa presentación.

"Argumentamos que el pene debe estar erguido porque el estado del pene, ya sea erecto o flácido, es un problema en este caso en particular", dijo Sapak. "La defensa cree que no es [relevante], y tendremos que escuchar el testimonio del Dr. Wright para determinar si lo es".

Los resultados de la autopsia no fueron concluyentes. El examinador médico no pudo determinar una causa de la muerte. Según los fiscales, parte de la razón de la incertidumbre médica se deriva de lo que sucedió después de que Marquinez muriera.

Según los archivos de la corte, Patterson, que vivía en el mismo barrio que Marquinez, no llamó al 911 después de su muerte. Llamó a Padowitz primero, y Padowitz llamó a la policía. Para entonces, habían pasado uno o tres días, dicen los fiscales.

Brian Peterson, presidente de la Asociación Nacional de Examinadores Médicos, dijo que de uno a tres días de descomposición haría difícil encontrar la diferencia entre alguien que había sido estrangulado o ahogado de uno que había sido ahogada con una almohada. "Es el tipo de caso en el que no me sorprendería encontrar ninguna conclusión física en absoluto", dijo.

"Voy a asegurarme de que hago, estratégicamente, las cosas que tengo que hacer delante de un jurado para asegurarse de que tienen toda la verdad", dijo Padowitz. "Todo lo que necesitan para asegurarse de que lleguen a un veredicto correcto en este caso, y la justicia".

Pero Padowitz no explicó por qué Patterson llamó a un abogado días después de que muriera Marquinez, en lugar de llamar al 911.

"Creo que es importante en nuestro sistema de justicia que dejemos que los miembros del jurado que oigan todas las pruebas en la sala de audiencias tomen su decisión basándose en esa evidencia", dijo.