Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un subteniente tortura a un perro delante de sus alumnos en Bolivia

Un subteniente tortura a un perro delante de sus alumnosInformativos Telecinco

El subteniente Jorge Muriel intentó insensibilizar a sus alumnos de la Escuela Militar de Ingeniería de Bolivia torturando y matando a un perro que habían recogido de la calle. Llegó a tal punto que utilizó la sangre del perro para manchar la cara de sus alumnos. La presidenta de la organización Animales SOS denunció lo sucedido y el subteniente ha sido suspendido.

Luky era un perro mestizo que se escapó de casa cuando su dueño se fue a comprar. Los alumnos de primero de la Escuela Miltar de Ingeniería lo encontraron y lo llevaron a clase, ya que su profesor, el subteniente Jorge Muriel les pidió que cogieran cualquier perro que encontraran en la calle.
El objetivo del subteniente era que sus alumnos fueran insensibles y no sintieran ninguna pena. Para ello, cogió a Luky, lo puso encima de la mesa y comenzó a torturarle y acabaría cortándolo en pedazos. Durante toda esta intervención decidió, para insensibilizar más a sus alumnos, mancharlos con la sangre de Lucky.
La presidente de Animales SOS denunció este acto en el que aseguraba que el perro tenía dueño y además con este horrible suceso también dañaba el artículo 1 de la Resolución Ministerial 0217, del 30 de marzo de 2009, explica que está “prohibido todo acto de violencia, explotación, maltrato o que puedan dar muerte o exterminar animales pertenecientes a una especie salvaje o que viva tradicionalmente en el entorno del hombre, en prácticas, instrucción y entrenamientos militares de las Fuerzas Armadas”.
El coronel Álvaro Ríos confirmó lo sucedido y explicó que el docente ha sido suspendido hasta que el consejo disciplinario decida su futuro la próxima semana.