Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un millón de peregrinos se congregan en la aldea del Rocío

El santuario de la Virgen del Rocío es la meta de todas los peregrinos. Ante su puerta principal se presentan con sus hermandades. Es como un saludo y una señal de respeto/Es una alegría y un sueño cumplido. Atrás han quedado jornadas de intenso caminos de unos peregrinos que ahora protagonizan las calles de la aldea del Rocío. Con un mes de vida, Rocío ya ha realizado su primer camino. Alcanzado el destino, los devotos se acercan a la Virgen. Hoy las plegarias se multiplican y tracienden las emociones. Terminados los rezos, a los recién llegados les toca descansar. Pero los que llevan más tiempo en la aldea. Pueden tener más energía para cantar y bailar sevillanas rocieras. Porque aquí se reza cantando y la alegría es el principal instrumento. Entre tanta caminata y cante, el complemento perfecto es la mejor gastronomía. Son tradiciones que se mantienen de generación en generación en una de la romerías más multitudinarias.