Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta andaluza libera un ejemplar de corzo en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha liberado un nuevo ejemplar de corzo andaluz en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama --en las provincias de Málaga y Granada--, con el fin de reforzar las poblaciones de esta especie en este espacio natural.
Con esta iniciativa son ya nueve el número de individuos que se han soltado en este enclave en el marco del Plan de Gestión y Reintroducción de este mamífero, con el objetivo de consolidar e incrementar su área de distribución en Andalucía. A la suelta del ejemplar han asistido este jueves los delegados territoriales de Medio Ambiente en Málaga y Granada, Adolfo Moreno e Inmaculada Oria, respectivamente.
El ejemplar, una hembra joven nacida en la Estación de Referencia del Corzo, se ha trasladado para su aclimatación al Cortijo del Alcázar, que cuenta con una superficie de 14,5 hectáreas y la presencia de varias puertas selectivas para corzos ubicadas en el perímetro, que permiten que los animales puedan entrar y salir libremente, limitando el acceso de otros ungulados de mayor tamaño.
Según datos de la Consejería de Medioambiente, se estima que la población de esta especie dentro y en las inmediaciones del cercado de aclimatación de Tejeda-Almijara podría estar en torno a los 20 ejemplares.
La desaparición en muchas áreas del territorio andaluz de esta especie llevó en 2004 a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio a crear en el enclave de El Picacho --en el municipio gaditano de Alcalá de Los Gazules-- la Estación de Referencia del Corzo Andaluz, con los objetivos de coordinar la conservación, cría y repoblación de la especie; así como mejorar su conocimiento y revalorizarlo como ecotipo de elevado interés en el ecosistema mediterráneo.
Este centro sirve también para divulgar y asesorar a titulares y gestores cinegéticos sobre la adopción de un modelo de gestión que tengan a este ungulado como especie preferente y acreditar el procedimiento de certificado.