Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa: "Las mujeres son más valientes que los hombres"

El Papa ha afirmado que, desde su punto de vista, "las mujeres son más valientes que los hombres", al reflexionar durante la audiencia general de este miércoles sobre la figura de Judit, a la que ha definido como una persona de "gran belleza y sabiduría que habló al pueblo con el lenguaje de la fe".
"La valiente Judit --ha recordado durante la Audiencia General-- se acercó al jefe del ejército y logró cortarle la cabeza, decapitarle. Fue valiente en la fe y en sus obras", ha referido en relación a Santa Judit, heroína israelita del Antiguo Testamento.
Francisco ha aseverado que ella es el reflejo de una mujer "llena de fe y de valor, capaz de orientar a los hombres y mujeres de su tiempo, que se enfrentaban a una situación límite y desesperada, hacia la verdadera esperanza en Dios".
Así, ha puesto a Judit de ejemplo ante miles de fieles reunidos en el Aula Pablo VI del Vaticano a los que les ha invitado a mirar más allá de las cosas del aquí y el ahora y descubrir que Dios es un Padre bueno que sabe todo lo que le hace falta a los hombres, mejor que los propios hombres.
"Si hacemos algo de memoria cuántas veces hemos escuchado palabras sabias, valientes de personas humildes, de mujeres humildes, que uno piensa, sin despreciarlas, que son ignorantes. Pero son palabras de la sabiduría de Dios", ha afirmado.
Así, también ha aprovechado la catequesis para referirse a las abuelas, de las que ha destacado que "saben decir la palabra justa, la palabra de la esperanza, porque tienen la experiencia de la vida, han sufrido tanto". "Confiaron en Dios y el Señor les da este don de darnos este consejo de esperanza", ha agregado.
"Judit nos enseña que, ante las situaciones difíciles y dolorosas, el camino a seguir es el de la confianza en Dios, y nos invita a recorrerlo con paz, oración y obediencia, haciendo también todo lo que esté en nuestra mano para superar estas situaciones, pero reconociendo siempre y en todo la voluntad del Señor", ha concluido.