Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa pide que se emprenda el camino del "diálogo y la amistad social" para lograr la paz en Oriente Medio

El Papa ha pedido que se emprenda el camino del "diálogo y la amistad social" para lograr "un futuro de paz" en Oriente Medio tras haber mostrado su desconsuelo ante "las guerras y conflictos" que afligen la región.
Francisco ha asegurado durante el rezo del Regina Coeli en la Plaza San Pedro del Vaticano, oración dominical que sustituye al Ángelus en este periodo post pascual, que confía a la Virgen María "el destino de las poblaciones afectadas por guerras y conflictos, en particular en Medio Oriente".
De este modo, ha lamentado que haya "tantas personas inocentes" que son "gravemente afectadas" ya sean "cristianos, musulmanes, o pertenecientes a minorías como los Yazidis, que sufren trágicas violencias y discriminaciones".
Asomado a la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico del Vaticano, el pontífice argentino ha aseverado su cercanía a todas las víctimas. "Mi solidaridad la acompaña el recuerdo en la oración, mientras agradezco a todos los que se esfuerzan por contribuir con las necesidades humanitarias", ha especificado. Ante unos 25.000 fieles, ha invitado "a las diversas comunidades a recorrer el camino del diálogo y de la amistad social para construir un futuro de respeto, seguridad y paz, lejos de la guerra".
Además, el Papa también ha dedicado su oración a recordar la peregrinación que hizo este fin de semana al santuario de Fátima (Portugal) con ocasión del centenario las apariciones de la Virgen y donde ha canonizado a los tres pastorcillos que fueron testigos de ello.
El Papa ha señalado que también hoy en día "hay mucha necesidad de oración y de penitencia" para implorar la gracia de la conversión, "así como el fin de guerras que están por todo el mundo y que se alargan cada vez más, así como el fin de los absurdos conflictos grandes y pequeños". Finalmente ha pedido "la protección materna de María para el mundo entero".