Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa advierte de que "la mayor emergencia" de Europa es la inmigración

El Papa ha advertido de que "la mayor emergencia" de Europa desde la Segunda Guerra Mundial es la inmigración y que no la resolverán, ni la "burocracia" ni las "finanzas", en una entrevista publicada en el diario 'La Stampa' que se enmarca en el libro 'De viaje' (Piemme), sobre la narración de los viajes internacionales de Francisco.
"Estoy convencido de que no serán la burocracia o los instrumentos de las altas finanzas los que salvarán la crisis actual y resolverán el problema de la inmigración", ha explicado Francisco en el libro escrito por el periodista italiano Andrea Tornielli, que saldrá a la venta el próximo 10 de enero y del que este domingo se adelanta un capítulo del volumen.
Bajo el punto de vista del Papa, la inmigración "es la mayor emergencia desde el final de la Segunda Guerra Mundial".
El Pontífice ha explicado por qué no ha viajado a otros países europeos y ha dado prioridad a otras zonas del mundo: "He preferido privilegiar a los países en los que puedo dar una pequeña ayuda, apoyar a quienes, a pesar de las dificultades y los conflictos, trabaja por la paz y por la unidad", ha manifestado.
A excepción de sus visitas a las instituciones europeas como el Consejo de Europa o el Parlamento Europeo, el único país de la Unión Europea que ha visitado el pontífice ha sido Grecia. El pontífice ha señalado que realizó la visita "de apenas cinco horas a Lesbos para reunirse y consolar a los refugiados".
Por otro lado, Francisco ha reconocido que no sabía que debía desplazarse tanto cuando fue elegido pontífice. Ante la pregunta de si le ha gustado mucho viajar en general, el Papa ha contestado que "sinceramente, no". Sin embargo, ha manifestado que después de haber viajado a Brasil en 2013 para participar en la Jornada Mundial de la Juventud ha empezado a sentir que debía viajar, y que ahora cree que debe "hacer viajes, ir a visitar las Iglesias, alentar las semillas de esperanza que hay en ellas".
Además, el Papa se ha referido a su viaje a la isla italiana de Lampedusa, que también se dio durante su primer año de pontificado, tras la tragedia que costó la vida a cientos de inmigrantes que pretendían llegar a Europa. El Pontífice ha exclamado que fue a Lampedusa sin invitación oficial, "un viaje italiano", pero que le habían conmovido las imágenes que había visto en televisión del naufragio de los inmigrantes que ha calificado como "tragedia angustiosa".