Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco condena enérgicamente el atentado contra la mezquita de Quebec y pide "respeto mutuo y paz"

El Papa Francisco ha condenado enérgicamente el atentado perpetrado este domingo 29 de enero contra la mezquita de Quebec (Canadá) y pide "respeto mutuo y paz".
"El Santo Padre condena de nuevo enérgicamente la violencia que genera tanto sufrimiento e implora a Dios el don del respeto mutuo y de la paz", reza el mensaje enviado en su nombre por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.
Asimismo, el Pontífice muestra su profunda cercanía a los familiares de las víctimas y a los heridos uniéndose a su oración y reconoce el trabajo realizado por todas las personas que han contribuido al rescate.
Además, pide a Dios que reconforte y consuele a todos los afectados por este "drama" y les envía su bendición así como a todos los ciudadanos de Quebec.
Por otro lado, el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso ha emitido un comunicado en el que expresa su "profunda tristeza e indignación" por el atentado en este lugar de culto.
"Con este gesto insensato han sido violados la sacralidad de la vida humana, el respeto a una comunidad en oración y al lugar de culto que la acoge", subraya.
De esta forma, manifiesta su condena a este ataque que califica como "de inaudita violencia" y expresa su solidaridad a los musulmanes de Canadá asegurando su oración por las víctimas y sus familias.