Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco da la bienvenida al Adviento e invita a los cristianos a "vivir con sobriedad"

El Papa Francisco ha dado este domingo la bienvenida al tiempo litúrgico del Adviento, el tiempo que en la Iglesia católica precede y prepara la Navidad, con una invitación a los fieles a "vivir con sobriedad" en la espera y a "dejarse sorprender" por la vida.
"En este tiempo de Adviento, estamos llamados a ampliar el horizonte de nuestro corazón, a dejarnos sorprender por la vida que se presenta cada día con sus novedades. Para hacer esto es necesario aprender a no depender de nuestras seguridades, de nuestros esquemas afianzados, porque el Señor viene en la hora en que no lo imaginamos", ha explicado el Pontífice antes de rezar el ángelus dominical, este domingo, el primero del adviento.
Francisco ha recordado que la Navidad, además de conmemorar la "encarnación de Dios" y su "presencia constante" en el mundo, es también un signo de la tercera venida que, según la Iglesia, se producirá al final de los tiempos para "juzgar a vivos y muertos".
"El Evangelio no quiere atemorizarnos, sino abrir nuestro horizonte a la dimensión ulterior, más grande, que por una parte relativiza las cosas de cada día, pero al mismo tiempo las hace preciosas, decisivas. La relación con el Dios-que-viene-a-visitarnos da a cada gesto, a cada cosa una luz diversa, un espesor, un valor simbólico", ha explicado.
Por ello, ha explicado que la invitación a la sobriedad se enmarca dentro de la necesidad de "estar siempre listos para partir" y "mantener la vigilancia" para "no ser dominados por las cosas de este mundo, por las realidades materiales, sino más bien a gobernarlas".
Antes de rezar el Ángelus, Francisco ha pedido para que los cristianos "no se consideren propietarios de su vida". "Que la madre, Virgen del Adviento, nos ayude a no hacer resistencia cuando el Señor viene para cambiarla, sino a estar preparados para dejarnos visitar por Él, huésped esperado y grato incluso si cambia nuestros planes", ha concluido.
ORACIONES POR COSTA RICA, NICARAGUA E ITALIA
Tras la oración, el Papa ha saludado a los distintos grupos de peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro y ha mandado también un mensaje algunos países centroamericanos que, según ha recordado, han sido golpeados esta semana por catástrofes naturales.
"Quiero aseguraros que estoy rezando por las poblaciones de Centroamérica, especialmente Costa Rica y Nicaragua, golpeadas por un huracán y, en el caso de Nicaragua, también por un fuerte terremoto", ha manifestado.
Francisco ha recordado también las inundaciones en algunas poblaciones del norte de Italia y ha asegurado que "reza también por ellas".