Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco señala a la nueva beata Itala Mela como ejemplo de "testimonio" y de devoción a la Trinidad

El Papa Francisco ha señalado a la religiosa italiana Itala Mela, beatificada este sábado en vísperas de la conmemoración litúrgica de la Santísima Trinidad, como ejemplo de testimonio y de una vida volcada en Dios y en la oración y contemplación del misterio de la Trinidad.
Francisco ha recordado que Mela fue "criada en una familia alejada de la fe y que en su juventud se declaró atea" pero que, tras su conversión, tuvo una "intensa experiencia espiritual" y se dedicó a los universitarios católicos hasta que se consagró como religiosa oblata. Durante su vida espiritual como consagrada "realizó un recorrido místico centrado en la Santísima Trinidad", ha explicado.
"Que el testimonio de la nueva beata nos anime durante nuestros días a volver el pensamiento a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo que habita en la celda de nuestro corazón", ha pedido a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro, tras el rezo del Ángelus dominical.
En su explicación de los textos litúrgicos de este domingo, el Papa ha hecho hincapié en que la comunidad humana "puede reflejar la comunión de la Trinidad, de su bondad y de su belleza" pero solo "a través de la experiencia de la misericordia de Dios y de su perdón". "Dios no es lejano y encerrado en sí mismo, sino que es vida que quiere comunicarse, es apertura, es amor que rescata al hombre de la infidelidad. Dios es misericordioso, piadoso y rico de gracia porque se ofrece a nosotros para colmar nuestros límites y carencias, para perdonar nuestros errores, para devolvernos al camino de la justicia y de la verdad", ha manifestado.