Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide modificar la ley que pide un certificado médico a discapacitados visuales y auditivos para casarse

El PSOE ha registrado este martes en el Congreso de los Diputados, una proposición de ley por la que pide modificar los artículos del Código Civil por los que se exige a discapacitados visuales y auditivos un certificado médico para casarse. El texto también solicita que el Gobierno presente en tres meses una propuesta en la Cámara Baja, que esté consensuada con las fuerzas políticas y con los colectivos de representan a las personas con discapacidad.
El diputado socialista Joan Ruiz ha denunciado lo "humillante" de este articulado que, según ha explicado a los medios, tendría que haberse modificado en 2012, después de que lo solicitara la ONU en la Convención sobre los Derechos de la Personas con Discapacidad.
Para Ruiz, esta medida es "una chapuza" del PP y ha criticado que el partido en el Gobierno aún no haya presentado ninguna propuesta para terminar con esta situación y tenga que ser la oposición la que presente soluciones.
El Ministerio de Justicia ya anunció el pasado mes de diciembre que está preparando una circular para aclarar que las personas con discapacidad visual o auditiva no tendrá que pedir dictamen médico para casarse, según confirmaron a Europa Press fuentes de este departamento.
Así, Justicia, junto con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), trabaja en un texto para "aclarar" que el 56 del Código Civil, recientemente reformado y que entrará en vigor en junio de 2017. Este artículo establece por error la obligatoriedad de "dictamen médico sobre la aptitud para prestar el consentimiento de aquellos contrayentes que estuvieren afectados por deficiencias mentales, intelectuales o sensoriales".
La circular, según señalaban, explicitará que este dictamen médico sólo se refiere a supuestos muy excepcionales; es decir, aquellos en los que la discapacidad es muy grave y muy extrema y la persona no tiene plenas facultades para prestar el consentimiento de matrimonio de forma voluntaria. Por ejemplo, una persona con una discapacidad psíquica muy grave que no es autónoma y que depende de otra persona para hacer absolutamente todo.
Sin embargo, el secretario general del Grupo Socialista en la Cámara Baja, Miguel Ángel Heredia, considera que los 'populares' han intentado poner "un parche" a este tema con una instrucción a los trabajadores del registro del Código Civil. "Esa no es la solución, hay que hacer una modificación legislativa y tengo el convencimiento de que la inmensa mayoría de las fuerzas políticas en el Congreso apoyan esta iniciativa", ha declarado ante los medios.
PARA EL CERMI ES "UN GRAVE RETROCESO"
Heredia ha encabezado la expedición socialista que se ha reunido con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), en su sede. El presidente de la asociación, Luis Cayo Pérez Bueno, también se ha referido a este artículo del Código Civil calificándolo de "grave retroceso".
Según ha apuntado, esta normativa ya tenía una restricción para las personas con discapacidad intelectual que el Gobierno también tenía que haber solucionado con arreglo a la convención de la ONU. "Pero en lugar de corregir ese déficit, lo amplia a otros colectivos que nunca antes, en nuestra tradición de derecho civil, habían tenido dificultades para acreditar su toma de decisiones", ha señalado.
Sobre la necesidad de excluir de estos requisitos también a los discapacitados mentales, el presidente del CERMI ha apuntado que "se les debe procurar apoyo antes de la toma de decisiones", explicarles qué significa el matrimonio, las responsabilidades y la reciprocidad que tienen que atender y que ellos lo comprendan, pero, a su juicio, "el enfoque no es excluir de antemano, sino apoyar para que la persona pueda tomar su propia decisión". "Se trata de fomentar la libertad y la igualdad", ha apuntado.
REUNIÓN PARA TRATAR LA AGENDA DE 2017
Pérez Bueno también se ha referido a la reunión con el PSOE, que ha sido solicitada por el propio CERMI, para "hacer un repaso de la agenda social y de discapacidad de la legislatura". Entre los temas que se pondrán sobre la mesa en el encuentro ha destacado el voto para las personas con discapacidad o la revitalización de la Ley de Dependencia, así como la Ley de contratos del sector público o la accesibilidad universal.
Por su parte, Heredia ha destacado la importancia tratar la incorporación de las personas con discapacidad al mercado laboral y ha insistido en los recortes sufridos por la Ley de Dependencia en los años de crisis. "Recientemente hemos firmado, todos los partidos menos el PP, una petición para fortalecer las partidas para esta norma en los próximos presupuestos y así mejorar la ley", ha concluido.