Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organizaciones católicas piden a los gobiernos que contribuyan a reducir la desigualdad y cuidar la naturaleza

Las entidades católicas españolas que forman parte de 'Enlázate por la justicia' -Cáritas, Confer, Justicia y Paz, Manos Unidas y Redes (Red de Entidades para el Desarrollo Solidario)- exhortan a que las personas que se dedican a la política, los gobiernos y las empresas asuman "su responsabilidad de mejorar el mundo", ya que a su juicio es un objetivo común a toda la ciudadanía, y las empresas y los gobiernos juegan "un papel fundamental" en el cuidado del planeta, según han informado en un comunicado.
La acción forma parte de la campaña 'Si cuidas el planeta, combates la pobreza' que llevan a cabo las entidades citadas y que, en esta ocasión, se centra en el punto 6 de su 'Decálogo verde', que anima a "impulsar las decisiones necesarias, aunque sean costosas". Así, pone el foco en el mundo de la política en general y les anima a realizar su actividad con amplitud de miras, "sin intereses cortoplacistas y con el bien común como centro".
En este punto de la campaña se citan cinco propuestas concretas para llevarlo a cabo: interesarse por iniciativas medioambientales y políticas que se desarrollen en cada localidad y participar en ellas; entender la dimensión global del "reto al que nos enfrentamos"; racionalizar el uso del transporte privado, optar por unas vacaciones responsables, basadas en principios como el respeto hacia todas las personas y el medio ambiente en general; y pensar globalmente actuando localmente.
Según señalan, la ciudadanía debe ser responsable de sus actos y comprometerse a actuar contra las causas de la pobreza y el deterioro ambiental. Asimismo, se debe elegir a los representantes en función de que cumplan con los compromisos del cuidado a aquellas personas más vulnerables y al planeta.
De esta manera, aseguran que sin una política comprometida que trabaje de forma real por un mundo en el que se respeten los derechos humanos, se reduzcan las desigualdades y se cuide la naturaleza, "los esfuerzos particulares de la ciudadanía se verán mermados".
Asimismo, estas organizaciones invitan a la comunidad educativa a incluir en el próximo curso escolar los principios del 'Decálogo Verde' en sus actividades de educación formal y no formal.