Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se puso de parto horas antes de su examen de oposición

Esta anestesista salió del paritorio, y se fue directamente al examen todavía bajo los efectos de la epidural, sangrando y dolorida. Aunque había pedido que le cambiaran el examen, tuvo que responder a 160 preguntas de una oposición sólo una hora después de haber parido porque no le dieron alternativa.

Días antes, Carmen avisó al tribunal: el examen podía coincidir con el parto. Le contestaron que el reglamento no hace excepciones: la única salida, opositar en el hospital o esperar unos seis años a la siguiente oportunidad.