Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía investiga si existe delito en el hundimiento del Oleg Naydenov

La Sección de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía de Las Palmas ha incoado diligencias de investigación con motivo del hundimiento y consiguiente vertido de fuel procedente del pesquero ruso Oleg Naydenov a 15 millas del sur de Gran Canaria. La investigación aclararán si los hechos pudieran ser constitutivos de un delito contra el medio ambiente. Greenpeace, por su parte, ha exigido al Gobierno la elaboración de un plan urgente para extraer el fuel de los tanques del buque.

Lo informó este jueves el portavoz de la Fiscalía provincial, Guillermo García-Panasco, quien agregó que durante la jornada de ayer se solicitaron informes al Seprona y a la Guardia Civil del Mar, además de a Capitanía Marítima de Las Palmas.

Por su parte, esta labor se está desarrollando en coordinación con el fiscal de Sala de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado.
Greenpeace exige un plan "urgente" para extraer el fuel
Greenpace ha exigido al Ministerio de Fomento que elabore de forma "urgente" un plan para extraer el fuel que albergan los tanques del buque ruso Oleg Nayednov, hundido en Canarias, lo antes posible por el riesgo para la fauna y flora.
La organización considera "fundamental" que un robot submarino evalúe la situación por la preocupación de la ONG ante la posibilidad de que se quiebren los tanques del buque y salga el fuel pesado.

Además recuerda que no se deben usar detergentes dispersantes ni químicos para la limpieza de las manchas por los peligros que representan para los mamíferos marinos y las pesquerías y reclama "transparencia" en la información e investigación para depurar responsabilidades por sacar el buque, que estaba en el puerto hata alta mar y "someterle a un rumbo errático e innecesario en una zona de alto valor ecológico".

Para el portavoz de Greenpeace desplazado a Las Palmas de Gran Canaria, es "del todo inaceptable" que un buque pirata que estaba en puerto se haya remolcado a aguas abiertas cercanas primero a Fuerteventura y luego a Gran Canaria, poniendo así en peligro zonas de alto valor medioambiental y para la economía canaria.

"Fomento tendrá que dar explicaciones por esta decisión", ha advertido Fernández que considera que las autoridades "deben extraer todo el combustible de los tanques del buque, cueste lo que cueste". La ONG estima que el fueoil de los tanques, que está a 2.400 metros de profundidad "puede comenzar a salir entre hoy y mañana", debido a la presión que existe a esa profundidad que, ante un buque "tan deterioraddo" puede estar ya en situación de rotura del casco o sus tanques.

En este sentido, quieren que se lleve a la zona un un robot operado por control remoto (ROV por sus siglas en inglés) a la zona de hundimiento del buque para poder valorar el estado de la situación con uno de los buques oceanográficos del Estado.

La organización ecologista subraya que a pesar de la preocupante mancha que ha emergido en la superficie del mar, su contenido es de combustible más volátil y aceites.

El buque puede tener unas 1.400 toneladas de combustible, lo que equivale a unos 60 o 65 camiones cisterna de 20 metros cúbicos. El tipo de fueoil es IFO 380, cuya característica principal es que es muy denso, como en el caso del Prestige y su poca volatilidad (se evapora en un porcentaje muy bajo), baja solubilidad y lenta degradación hacen que tenga alta viscosidad y adherencia por lo que su limpieza en la costa es muy difícil y puede quedarse en el fondo marino. Además, por su permanencia, el impacto a largo plazo es peor.
Pastor sobrevuela la zona en un avión de Salvamento Marítimo
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha señalado que está a la espera de conocer el informe técnico después de sobrevolar la zona donde se ha hundido el pesquero ruso Oleg Naydenov, al sur de Gran Canaria.
Pastor, que acudió a la zona en el avión Sasemar 101 de Salvamento Marítimo, ha indicado que las manchas son de fuel, aunque insistió en que está a la espera de que le envíen los datos analizados del informe técnico.
La Coordinadora Canaria contra las Prospecciones ha exigido la concreción de protocolos de actuación y medidas "claras" para evitar en el futuro incidentes como estos que pone en peligro el ecosistema de la zona tras el derrame de combustible en las aguas.
Por ello, la Coordinadora Canaria contra las Prospecciones considera  que "es tiempo" de que se asuman responsabilidades políticas tanto desde la Autoridad Portuaria, "que tomó la irresponsable decisión de llevar el buque a alta mar", como de la delegada de Gobierno "por su falta de reacción ante lo sucedido".
 "Consideramos que debe instaurarse un debate de fondo sobre la problemática de la falta de soberanía de Canarias sobre sus aguas y la desprotección ambiental que esta genera", aseveró la Coordinadora en un comunicado.

Así, señaló que este caso "demuestra una vez más la lamentable combinación de improvisación absoluta, falta de conciencia ambiental e irresponsabilidad de las autoridades políticas tanto de la Delegación de Gobierno, como del Gobierno de Canarias ante este tipo de desastres ambientales".
Este avión, según informó Salvamento Marítimo a Europa Press, se trasladó en la tarde del miércoles desde Valencia, ya que el Sasemar 101 está destinado también a controlar la contaminación marina, puesto que dispone de dos consolas multifuncionales que permiten controlar y presentar la información.
Asimismo, contiene un radar para detectar pequeños blancos, incluso durante la noche, además de sensores que evalúan la detección y análisis de vertidos.
Por otro lado, continúan en la zona el remolcador Punta Salinas, que mantiene vigilando la evolución de la mancha, así como el buque para salvamento y anticontaminación Miguel de Cervantes.