Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres deberían mirar a sus hijos cada 10 segundos cuando están dentro de la piscina

Aunque sepan nadar o lleven algún elemento que les mantenga a flote, los padres deben estar muy atentos mientras sus hijos se están bañando en la piscina. Y es que un pequeño despiste puede llevar a una tragedia. Por eso la campaña #OjoPequeAlAgua, de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, las empresas de socorrismo acuático Emergencias7000 y el Grupo segurbaby.com,  pretende concienciar de los riesgos que conlleva dejar a un niño sin supervisión en el agua.