Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El incendio forestal de Barcelona afecta a más de 700 hectáreas

El incendio forestal de Òdena (Barcelona), que se ha declarado entre los parajes de Samuntà y la Serra Alta, ya ha afectado a 700 hectáreas de vegetación y ha obligado a desalojar a 400 personas por prevención en las urbanizaciones de Montserrat Parc, Ca l'Esteve y la casa de colonias de Can Puig.

Las mayores preocupaciones de los Bomberos son el viento, que sopla a rachas de 30 kilómetros por hora, la baja humedad y localizar agua para extinguir las llamas, según ha informado TV3.
En estos momentos, operan en la zona 137 dotaciones terrestres y 22 medios aéreos, cinco de los cuales han sido proporcionados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
EL INCENDIO SIGUE DESCONTROLADO
El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha explicado que el incendio "no está controlado", y ha destacado que los efectivos están trabajando sin descanso para apaciguar las llamas antes de que llegue la noche.
Jané ha subrayado que la vegetación de la zona está muy seca, lo que se suma a la baja humedad y al viento, que sopla en rachas que pueden superar los 30 kilómetros por hora, unas condiciones que, según el conseller, dan al incendio una proporción "imparable".