Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Observatorio contra la Violencia de Género pide ampliar el concepto de este maltrato más allá de relaciones de pareja

La presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, Ángeles Carmona, ha afirmado que es "urgente" un Pacto de Estado contra la Violencia de Género y ha pedido que el concepto de violencia de género no se restrinja al maltrato de la pareja o expareja sino que se amplíe a cualquier forma de violencia que se ejerza contra la mujer por el hecho de serlo. Esta misma petición también ha sido realizada recientemente por el Congreso de los Diputados.
"Es necesario ampliar el concepto de violencia de género, no restringirlo solo a la violencia de la pareja o la expareja; la violencia que se ejerce contra las mujeres por el simple hecho de ser mujeres también debe ser considerada violencia de género y tener un tratamiento jurídico diferenciado", ha subrayado Carmona en declaraciones a los medios tras su intervención este jueves 3 de noviembre en la inauguración del Congreso, que se celebrará hasta este viernes en el Senado.
Además, ha insistido en la "necesidad y urgencia" de aprobar un Pacto de Estado contra la Violencia de Género con el consenso de todas las fuerzas políticas y la coordinación de todos los que trabajan en la lucha contra esta lacra, "para que ninguna mujer tenga que volver a sufrir este tipo de violencia tan terrible".
Durante el Congreso, también van a presentar una Guía de criterios de actuación judicial para todos los operadores jurídicos que trabajan con casos de violencia de género que tiene como objetivo, según ha explicado Carmona, que el tratamiento de la víctima y de sus hijos sea igual en todo el territorio nacional.
Por su parte, el presidente del Consejo General de Colegios de Procuradores de España, Juan Carlos Estévez, ha pedido que también entre a formar parte del Observatorio el nuevo problema de la violencia en los centros educativos que es "tan violencia y tan preocupante como las demás", según ha señalado.
La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, ha mostrado su preocupación por el hecho de que la denuncia entre las mujeres víctimas de violencia de género sea "minoritaria" y, por ello, ha pedido trabajar para que el sistema ampare a la mujer que denuncia y le dé seguridad. También ha propuesto que sea preceptiva la asistencia letrada para la víctima antes de denunciar, ha pedido más recursos y más formación para que un día en el futuro no sean necesarios abogados especializados en violencia de género.
La Fiscal de Sala Coordinadora de Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín, ha advertido del riesgo que pueden suponer las nuevas tecnologías y aplicaciones como 'whatsapp' cuando son utilizadas para "humillar y acosar" a la mujer, sobre todo entre los jóvenes. Por ello, ha apostado por aumentar los esfuerzos en el ámbito educativo y también ha insistido en el desafío de llegar a las víctimas que no se atreven a denunciar.
La secretaria de Estado de Justicia, Carmen Sánchez, ha indicado que la prioridad de las administraciones públicas debe ser aportar los recursos necesarios porque, según ha advertido, "de nada sirve" formular leyes con medidas para luchar contra la violencia de género si estas no van acompañadas "de medios, herramientas y dispositivos".
RUPTURA DEL SILENCIO
Por otro lado, durante la primera mesa redonda del Congreso titulada 'La ruptura del silencio cómplice', la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, ha señalado que existen dos silencios que hay que romper en estos casos, el global y el de cada mujer.
En concreto, sobre el silencio de cada mujer, ha indicado que el primer paso es reconocerse como víctima --en esta línea se dirigen las campañas con preguntas como '¿te aísla de tus amistades?', '¿te controla el teléfono?' o '¿te da miedo tu pareja?'--; el segundo, contarlo; el tercero, informarse, y el cuarto, denunciar.
Sobre este último escalón, Hernández ha señalado que la asistencia jurídica gratuita y el asesoramiento jurídico previo, pueden ayudar a que las denuncias sean cada vez más completas y existan menos posibilidades de archivos y sobreseimientos. Finalmente, según ha añadido, tras la denuncia, otro paso en la ruptura silencio es el testimonio positivo pues más del 70% de las mujeres que han sufrido este tipo de violencia salen de ella.