Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS pide a Europa aumentar la vigilancia para detectar el riesgo de contagio de gripe aviar en personas

La Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha solicitado a los países de Europa la vigilancia para detectar el riesgo de contagio de gripe aviar en personas, debido a que esta enfermedad se está propagando entre las aves de todo el continente.
"Hasta el momento no se han reportado casos de gripe aviar altamente patógena en personas, pero esto no quiere que no pueda ocurrir como ha ocurrido en épocas pasadas. Por ello, los países que tengan casos de aves con esta enfermedad deben permanecer en alerta ya que estos virus se pueden transmitir a las personas", ha señalado el director del Programa de Influenza y Otras respiratoria patógenos en la OMS/Europa, Caroline Brown.
De hecho, desde el pasado mes de junio al menos 24 países europeos han informado de brotes de virus de influenza aviar altamente patógena (IAAP) (H5N8) en aves silvestres y de corral, de los cuales tres estados han reportado brotes en las dos últimas semanas. Además, también se han detectado casos en África, Asia y Oriente Medio.
Se trata de la segunda vez que este virus ha causado brotes en Europa con la migración otoñal de las aves silvestres. El virus fue detectado por primera vez en aves en Asia en 2014, en junio de 2016 se detectó en las aves acuáticas de la parte sur de la Federación de Rusia, y en septiembre la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación alertó a los países de las rutas de migración de Eurasia occidental y afroeuroasiática de la necesidad de observar este virus.
Y es que, aunque el riesgo de transmisión de aves a humanos es relativamente baja, la OMS ha insistido en la necesidad de "no bajar la guardia". En este sentido, ha recordado que la mayoría de los casos de personas infectadas por otros virus de la gripe aviar se produjo después del contacto con aves de corral infectadas o ambientes contaminados, incluidos los mercados de aves vivas.
Por ello, el organismo ha aconsejado evitar el contacto con cualquier tipo de ave u otros animales que están enfermos o muertos; no tocar pájaros sin llevar guantes o una bolsa de plástico invertida y lavarse las manos con jabón o un desinfectante adecuado.