Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE dirime la acusación de Survival contra WWF a la que acusa de usar violencia contra la tribu Baka, en Camerún

WWF ve la acusación "extremadamente seria" y reitera su firme compromiso con los bakas
La mesa encargada de las disputas empresariales de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE) está dirimiendo la denuncia de la ONG Survival en contra de WWF a la que acusa de financiar violaciones de los derechos humanos por parte de los guardas forestales en contra de miembros de la tribu Baka, en Camerún.
La queja fue planteada hace un año por Survival y la denuncia asegura que la ONG Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) patrocina la violencia contra los pigmeos bakas en Camerún por parte de las patrullas antifurtivos y acusa a la ONG de no tener el consentimiento libre, previo e informado de estas comunidades para realizar proyectos de conservación ambiental.
Según afirma Survival, "los bakas y otros pueblos indígenas vecinos de la selva han descrito abusos sistemáticos a manos de estas patrullas, incluidos arrestos y palizas, tortura e incluso muerte, desde hace más de 20 años".
El director de Survival, Stephen Corry, asegura que el trabajo de WWF ha provocado "décadas de sufrimiento para los pueblos tribales en la cuenca del Congo" y que la ONG "no ha hecho nada eficaz" para abordar las preocupaciones de miles de indígenas desposeídos y maltratados a través de sus proyectos. "Esto tiene que cambiar", reclama.
Sin embargo, desde WWF asegura que la organización está "completamente comprometida" con que el trabajo de la conservación tenga impactos positivos en todas las personas e insiste en que ha trabajado de manera muy cercana tanto con los baka como con otras poblaciones indígenas locales.
Así, subraya su "papel crítico" en la creación de la primera comunidad forestal gestionada por los Baka en el sureste de Camerún, mediante una iniciativa con la que facilita empleo a 'ecoguardas' Baka y también les proporciona formación en materia de derechos humanos.
ACUSACIONES "EXTREMADAMENTE SERIAS"
"WWF se toma cualquier alegación sobre violación de los derechos humanos de forma extremadamente seria. Hemos trabajado durante los años en verificar y comprobar los abusos y hemos tomado las medidas adecuadas para dirigir y trasladar estas alegaciones bajo nuestra atención, lo que incluye comunicarlas a las autoridades apropiadas", afirma la oficia central de la ONG en un comunicado remitido a Europa Press.
Respecto al proceso, la ONG a nivel internacional "está a disposición" de los esfuerzos del Punto de Contacto Nacional en Suiza (NCP) de la OCDE y se ofrece a un proceso voluntario para tratar de encontrar medidas para apoyar a la comunicad Baka en Camerún, pero desmiente que esto sea una investigación de la OCDE a la ONG.
En este contexto, WWF muestra también su desacuerdo a que este asunto se esté tratando en el departamento para quejas y disputas entre empresas porque no es en realidad un mecanismo para resolver los asuntos entre dos organizaciones sin ánimo de lucro.
Desde WWF España, su secretario general, Juan Carlos del Olmo, ha explicado a Europa Press que la ONG trabaja en el país centroafricano rico en biodiversidad exactamente desde hace 20 años en materia de gestión forestal y certificación forestal, así como en el fortalecimiento institucional de los gobiernos de la zona, algunos de los cuales, hasta entonces apenas tenían recursos ni una política ambiental.
Del Olmo ha señalado que en el país se ubica una gran oficina regional desde donde despliega su experiencia en un terreno cuyo contexto y problemas endémicos "hay que conocer y entender".
Así, reconoce que no puede desmentir si los casos puntuales de los que se habla son o no ciertos pero sí garantiza el trabajo de la ONG en la zona para fortalecer las guarderías de los Parques Nacionales al tiempo que ha recordado que en 2011 milicias del Chad entraron en algunos parques de Camerún y mataron a los miembros de la guardería y a cientos de elefantes.
Precisamente, el trabajo de la ONG pasa por apoyar financieramente a los guardeses ante la falta de recursos o la insuficiencia de estos. "Puede haber algún caso concreto en el que algún agente haya usado la fuerza bruta contra los bakas que, en el contexto del país, es una etnia que ya de por sí sufre y está marginada", ha admitido.
Sin embargo, califica de "auténtico despropósito" que de ese hecho se pueda extender que WWF esté detrás de la violencia contra esta etnia. Precisamente, en ese sentido, ha defendido el trabajo de la ONG en "cientos de proyectos" en todo el mundo junto con tribus indígenas a las que se integra en los trabajos.
"No lo acabo de entender", reconoce Del Olmo que, de todas formas, ha reiterado la voluntad de la ONG para investigar el asunto "y lo que haga falta" de manera voluntaria. De hecho, ha recordado que desde WWF se propuso trabajar con Survival, sin respuesta favorable desde esa ONG con la que comparten "un montón de valores y objetivos".
En definitiva, ha rechazado las "graves acusaciones" a las que ve como "una exageración más en esta espiral de campaña" y ha desmentido que haya una investigación en contra de WWF, que "precisamente lleva 20 años en Camerún ayudando a los bakas a que se reconozcan sus derechos" y a luchar contra un furtivismo "armado hasta los dientes".