Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras morderle un tiburón, se cose la herida y se va al bar

Tras morderle un tiburón, se cose la herida y se va al barcuatro.com

James Grant, un doctor neozelandés de 24 años, se encontraba pescando en las turbias aguas de Colac Bay (Nueva Zelanda), cuando notó un tirón en su pierna. A pesar de no haber visto el tiburón, no perdió el tiempo y, tras sacar su navaja, comenzó a apuñalar a aquello que le acababa de atacar.

Grant no estaba seguro del daño que tenía en su pierna, pero fue capaz de huir una vez el tiburón se alejó. Cuando estuvo a salvo, se quitó el traje de neopreno que le habían prestado y pudo ver una serie de mordiscos de aproximadamente unos 5 centímetros cada una, según informa el diario 'The Huffington Post'.
Fue entonces cuando llamó a sus amigos, quienes no creían que su amigo hubiese sido atacado por un tiburón. Pero, cuando vieron las heridas que éste le había inflingido y cómo el propio Grant se las estaba cosiendo con el kit de primeros auxilios que llevaban para los perros, quedaron en shock.
Tras haberse cosido la pierna, el médico y sus amigos decidieron ir a un pub cercano a celebrarlo con una cerveza. Incluso, una vez dentro del local, el personal tuvo que prestar una venda a Grant, ya que chorreaba sangre en el suelo.
Sin embargo, todos los allí presentes coincidían en que debían llevar al herido al médico.