Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nochebuena y Navidad vendrán acompañadas de niebla en Península y Baleares y no habrá lluvias, aunque sí en Canarias

La estabilidad atmosférica se instalará durante la Nochebuena y la Navidad, ya que se esperan cielos poco nubosos en buena parte de la Península y Baleares, aunque la protagonista en el interior del país será la niebla, mientras que las precipitaciones se concentrarán en el archipiélago canario, al menos hasta el 26 de diciembre, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Según ha explicado el jefe de predicción de la AEMET, Javier Rodríguez, en rueda de prensa, este viernes y sábado predominará el tiempo anticiclónico, con algunas precipitaciones que serán débiles en puntos de Galicia, litoral cantábrico y de Pirineos. Esto se debe a que estas zonas estarán afectadas por el extremo sur de un frente atlántico proactivo situado al norte de la Península.
Además, ha dicho que también podrían caer, aunque de forma dispersa y ocasional en el área del Estrecho y Melilla pero lo más destacable será la niebla en gran parte del interior peninsular.
Las nieblas serán "más extensas y localmente persistentes y con significativas reducciones de visibilidad" en las depresiones de Huesca y Lérida, y también durante Nochebuena en la meseta norte.
Mientras, en el resto de las zonas, habrá cielos poco nubosos, excepto en Canarias, donde una depresión en altura va a provocar precipitaciones en las islas occidentales.
Respecto a las temperaturas, Rodríguez ha señalado que no habrá cambios significativos aunque en las zonas de niebla bajarán las máximas y se prevén heladas en las zonas altas de la Península.
En Nochebuena soplará el viento del suroeste en el litoral de Galicia, de Levante en el Estrecho, de componente norte en el noreste peninsular y Baleares y del este en Canarias.
El jefe de predicción prevé que en Navidad y el lunes 26 siga el tiempo estable y el predominio de las altas presiones, pero también las nieblas en las zonas del interior peninsular y serán localmente persistentes en la meseta norte y las depresiones de Huesca y Lérida.
El domingo por la tarde remitirán las lluvias en Canarias y el lunes puede volver a llover en el Cantábrico aunque las precipitaciones serán más probables en el Cantábrico oriental. Las máximas subirán en las zonas de montaña de la mitad norte el día de Navidad y lunes descenderán en el Cantábrico y en la cuenca del Ebro y se repetirán las heladas en zonas altas de la Península.
Esos dos días los vientos soplarán de componente este en Canarias y litoral andaluz con intervalos fuertes en el Estrecho, y del noroeste en el noreste peninsular y Baleares.
A partir de entonces y hasta final de año, del día 27 al 30 de diciembre, continuarán las nieblas en zonas de la mitad norte y sobre todo en el valle del Ebro y en sus proximidades.
Rodríguez ha indicado que en los últimos días de 2016 se esperan precipitaciones débiles en gran parte del área mediterránea que serán más probables e intensas a partir del miércoles, cuando la zona estará de nuevo bajo la influencia de un flujo húmedo de componente este.
Así, se espera que aumente la nubosidad en la Península y en Baleares aunque predominarán las de tipo medio y alto. Sobre Canarias, ha dicho que habrá intervalos nubosos sin precipitaciones.
Las temperaturas máximas descenderán en el Mediterráneo y subirán en el resto de la Península, al tiempo que las mínimas podrán ascender en el interior peninsular ya que disminuirán las heladas. El viento soplará del este y del sureste en todas las comunidades con algunos intervalos fuertes.