Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neumólogo recuerda que cualquier producto relacionado con el tabaco es "potencialmente" perjudicial para la salud

El neumólogo y director del Programa de Investigación Integrada en Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPA), Carlos Jiménez, ha recordado que cualquier producto relacionado con el tabaco es "potencialmente" perjudicial para la salud, ya sean cigarros convencionales como electrónicos, incandescentes o tabaco de liar.
"El tabaquismo se mantiene como la primera causa de muerte evitable en España. El consumo también supone el mayor factor de riesgo de contraer cáncer de pulmón. Hay que tener claro que todos los productos relacionados con el tabaco son dañinos para la salud. Estos nuevos sistemas que siguen apareciendo en el mercado no dejan de ser alternativas de la industria tabacalera para hacer frente a la crisis que está viviendo este sector", ha aseverado.
En este sentido, el doctor ha informado de que entre el 85 por ciento y el 90 por ciento de los casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) son atribuibles al tabaco, siendo esta enfermedad la cuarta causa de mortalidad en España. Por ello, a su juicio, todo fumador mayor de 40 años con problemas respiratorios debería visitar a su neumólogo y realizarse una espirometría, la prueba "más eficaz" para detectar la EPOC.
"El único tratamiento verdaderamente efectivo contra esta enfermedad es dejar de fumar. A pesar de existir fármacos que ayudan a abandonar el hábito, estos no están financiados, lo que dificulta y reduce las posibilidades de combatir de esta enfermedad de alta prevalencia en España", ha recalcado el neumólogo y coordinador del Año SEPAR 2015-2016 de la EPOC y el Tabaco, Juan Antonio Riesco.
De hecho, según un estudio llevado a cabo por SEPAR, financiar los tratamientos para dejar de fumar, aunque solo fuera en pacientes con EPOC, haría que un mayor número de fumadores con esta enfermedad dejaría el tabaco y se produciría un "importante ahorro" económico del gasto social y sanitario, cuya estimación a los cinco años superaría los cuatro millones de euros.
"Dado el escenario actual resulta imprescindible y totalmente necesario aumentar el número de campañas de prevención y concienciación del potencial riesgo que supone consumir tabaco en cualquiera de sus múltiples formatos. También es muy importante destacar que a nivel médico no existe evidencia científica suficiente como para recomendar las alternativas al cigarrillo convencional como métodos seguros y eficaces para dejar de fumar", ha zanjado el doctor Jiménez.