Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere a los dos años el niño que nació sin nariz ni sistema olfativo

Muere a los dos años un niño que nació sin nariz ni sistema olfativoFacebook

Eli Thompson ha muerto a los dos años de edad. El pequeño nació con una condición rara, llamada arhinia congénita, por la que no tenía ni vías nasales ni cavidades sinusales. Había comenzado a comunicarse través de la lengua de signos y había comenzado una terapia para hablar. Los padres han comunicado a través de las redes sociales su muerte, aunque reconocen que “son muy afortunados por haberlo tenido en su vida”.

Un nacimiento sorprendió Estados Unidos en 2015. Una mujer dio a luz a un bebé sin nariz ni sistema olfativo. El pequeño Eli Thompson estaba sano, solo sufría un trastorno llamado arhinia congénita, del que solo existen 37 casos en todo el mundo.
Con apenas dos años, el pequeño ha fallecido, como han contado sus padres en Facebook. “Hemos perdido a nuestro pequeño anoche”, publicaba Jeremy Finch. “Terminó su carrera mucho antes de lo que nos hubiera gustado. Nunca voy a ser capaz de dar sentido a por qué sucedió esto, y afectará profundamente durante mucho tiempo. Pero soy muy afortunado de haber tenido a este precioso chico en mi vida”.
Los padres se enteran del trastorno de su hijo cuando el doctor le entregó a su hijo. “Me aparté y dije: ‘Algo está mal’ Y el doctor dijo: ‘No está perfectamente bien’. Entonces grité: ‘No tiene nariz’”, contó la madre a los medios locales. Para salvarle, los médicos tuvieron que practicarle una traqueotomía, un agujero en la tráquea que le permitiese respirar.
Arhinia congénita es una condición muy extraña, por la que hay ausencia de vías nasales y cavidades sinusales. Es una condición muy rara y solo se presenta en un caso de cada 197 millones de nacimientos.
Como informa Fox News, el pequeño había comenzado a comunicarse mediante la lengua de signos y había comenzado una terapia para hablar.