Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven de 25 años mata a su hermana de 21 a puñaladas en Guadarrama

Una joven de 21 años ha muerto de madrugada después de que su hermano, de 25 años, la apuñalara en el cuello y el pecho en la casa familiar de la localidad madrileña de Guadarrama. También han resultado heridos el novio y la madre de la chica, según han informado a Europa Press fuentes de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid. La mujer ya ha recibido el alta.

Pasadas las 3.00 horas, el 112 recibió una primera llamada alertando de una agresión entre familiares en un piso ubicado en el número 30 la calle Nuevo Guadarrama, en el norte del municipio.
Una vez que llegaron los efectivos sanitarios, comprobaron que un varón de 25 años había agredido tanto la joven como a su madre y al novio de la primera, quienes presentaban golpes y heridas de arma blanca.
La madre, de 48 años, fue trasladada al Hospital Puerta del Hierro de Majadahonda con una herida en la cabeza, en estado leve y ya ha recibido el alta.
La joven, la más afectada por la agresión, presentaba "múltiples heridas" de arma blanca, especialmente en la zona del cuello, el tórax y el pecho. Si bien se encontraba estable aunque grave, durante el traslado sufrió una parada cardiorrespiratoria.
Los médicos lograron revertirla y finalmente la ingresaron, con pulso, en el mismo hospital, donde sufrió una segunda parada. Tras 45 minutos de maniobras de reanimación, los sanitarios no lograron revertir la parada y no pudieron más que confirmar el fallecimiento de la joven.
El novio de ésta, de 26 años, presenta varias heridas de arma blanca --una en el abdomen, con afectación del bazo, otra en la espalda y otra en la cara--, además de heridas defensivas en un brazo y una mano. Éste también ha sido trasladado, con pronóstico grave pero estable, a Puerta del Hierro, donde se encuentra ingresado pero fuera de peligro.
El agresor, un ciudadano búlgaro de 25 años, no tenía lesiones físicas aparentes cuando fue detenido, pero sí se presentaba un cuadro de fuerte descompensación psiquiátrica, con fuerte nerviosismo y convulsiones, aparentemente fruto del consumo de sustancias estupefacientes, lo que tendrá que ser confirmado por los análisis médicos. Fue trasladado al hospital en una UVI psiquiátrica del Summa-112 para evitar que pudiera hacerse daño a sí mismo.
La Guardia Civil, que le custodia en el hospital, le tomará declaración cuando así lo decidan los facultativos que le tratan. La Policía Judicial se ha hecho cargo de las investigaciones y se han trasladado al lugar de los hechos para recoger pruebas y para realizar el correspondiente examen ocular. De momento, no se descarta ninguna hipótesis sobre las causas del crimen, incluida la del brote psicótico, han indicado a Europa Press fuentes de la Comandancia de Madrid.