Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montserrat insta a "seguir remando" en la misma dirección para que Barcelona acoja la EMA

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha instado a la Generalitat y al Ayuntamiento de Barcelona a "seguir remando en la misma dirección" para lograr que Barcelona acoja la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés).
Lo ha dicho este martes tras participar en la clausura de una mesa redonda sobre logística farmacéutica del XIX Salón Internacional de Logística y de la Manutención (SIL) Barcelona, que se celebra en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona.
Para Montserrat, que la EMA se instale en Barcelona supondrá un "gran beneficio para Barcelona, Cataluña, España y Europa", y ha asegurado que la capital catalana está preparada para acoger la agencia la mañana siguiente de que abandone Londres --debido al Brexit-- sin perder el capital humano ni que haya ninguna interrupción.
Para garantizarlo, el Ministerio ha reforzado el presupuesto de la Agencia Española del Medicamento con "la partida necesaria" para que pueda asumir el trabajo de más que se genere mientras la EMA se está instalando en Barcelona, si finalmente la capital catalana gana la candidatura, lo que se conocerá en octubre.
"Necesitamos el apoyo de toda la sociedad; le va a dar mucha potencia y fuerza al sistema de salud, al sector farmacéutico, a las universidades y a los hospitales", dado que los centros hospitalarios tendrán más ensayos clínicos que llegarán a más pacientes, ha añadido.
La ministra también ha puesto en valor la importancia del SIL para el desarrollo empresarial, que es de "primordial importancia" para el Gobierno central porque ayuda, promociona y dinamiza el país, que está en la línea del crecimiento, según Montserrat.