Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montserrat insiste que no va a cambiar el copago pero Cs le recuerda que está en el pacto de investidura

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha insistido nuevamente en el Congreso que "no está en la agenda del Gobierno" cambiar el sistema de copago farmacéutico como ella misma sugirió hace unas semanas, en una comparecencia en la que la oposición ha criticado el "desaguisado" ocasionado mientras que Ciudadanos le ha recordado que en su acuerdo de investidura sí incluían su modificación.
"Podrán insistir las veces que quieran, pero he comparecido cinco veces en más de 80 días como ministra y la respuesta es y ha sido siempre la misma. No lo vamos a reformar, que quede claro y en castellano", ha defendido.
La titular del ramo ha comparecido este martes ante la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja para aclarar si tenía pensado modificar el sistema que puso en marcha su Gobierno en 2012, después de que a primeros de mes se mostrara dispuesta a "revisar" el copago para los jubilados que cobran una pensión de entre 18.000 y 100.000 euros.
Durante su intervención la ministra ha reiterado que no modificará el sistema y ha defendido que el copago en medicamentos "no es invención del PP" ya que se aplica en España desde el 1 de enero de 1967.
No obstante, la mayor parte de su discurso lo ha centrado en repasar las principales leyes impulsadas en el ámbito sanitario desde la creación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y las mejoras que introdujo la reforma sanitaria que el PP puso en marcha en 2012.
Y en lo referente al copago farmacético, ha defendido todas las modificaciones del sistema realizadas desde su creación para recordar que los mutualistas de Muface, Mugeju e Isfas pagan un 30 por ciento del coste de sus medicinas, sean trabajadores activos o pensionistas. "No es cierto que haya sido el PP el que haya introducido por primera vez el copago a pensionistas", ha insistido.
De igual modo, Montserrat ha recordado que la reforma sanitaria de 2012 ha permitido un ahorro total de 6.521 millones de euros hasta diciembre de 2016 que ha permitido autorizar más de 200 nuevos medicamentos.
Gracias, entre otras cuestiones, a un nuevo copago en función de la renta que a su juicio es "más justo y equitativo". Además, ha rechazado que los motivos económicos puedan ser un motivo de falta de adherencia al tratamiento y ha reiterado su intención de diálogo al resto de grupos.
Pese a su intención de no cambiar el copago, el portavoz de Ciudadanos (Cs), Francisco Igea, le ha recordado a la ministra que en el acuerdo de investidura que firmó su partido con el PP para que Mariano Rajoy fuera presidente del Gobierno por lo que le ha pedido que le recuerde que "sí que está en la agenda".
"Me siento decepcionado", ha resaltado el dirigente de la formación naranja, que ha por ello le ha pedido que explique si va a cumplir con esa parte del acuerdo y le ha recordado que debería haberse evaluado el impacto que ha tenido la medida desde su implantación.
EL PSOE PIDE QUE NO META MANO EN EL BOLSILLO DE LOS PENSIONISTAS
Por su parte, el portavoz socialista, Jesús María Fernández, ha lamentado que la ministra sólo haya dedicado al copago "90 segundos de los 45 minutos que ha durado su primera intervención" y le ha pedido que "deje de pensar en seguir metiendo la mano en el bolsillo de los pensionistas".
Además, ha criticado la credibilidad de su Gobierno ya que el propio Rajoy aseguró que no modificaría el copago en medicamentos un mes antes de impulsar la citada reforma sanitaria de 2012.
La portavoz de Unidos-Podemos, Marta Sibina, le ha pedido a la ministra que deje de lanzar "globos sonda" y que impulse una reforma del copago "que vaya bajando los tramos hasta su eliminación", mientras que el diputado de ERC, Francesc Eritja (ERC), la ha criticado por el "desaguisado" que ella misma ha generado.