Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una modelo de éxito prolonga su carrera haciéndose pasar por hombre

Elliott Sailors se ha masculinizado para prolongar su vida como modelo profesionaldailymail

Todo por seguir en la brecha. Elliott Sailors es una escultural modelo de marcadas curvas y larga melena rubia que, ante el ocaso de su carrera profesional, acaba de cumplir 31 años. Se ha planteado un cambio radical de estilo y luce ahora como un apuesto chico de mentón prominente y amplia frente.

Sailors se ha visto favorecida por varias casualidades. La primera, su nombre Elliot, que usualmente es atribuido en Estados Unidos a los varones. En segundo lugar, sus facciones viriles. En muchas sesiones fotográficas, los estilistas y fotógrafos se han quejado reclamándole una actitud más "femenina".
Natural de Tucson, Arizona, esta profesional trabajaba para la prestigiosa agencia de modelos Ford, y gracias a su especial constitución física llegó a protagonizar una campaña de Bacardí en vallas publicitarias por todo el mundo, además de ser una de las deseadas 'chicas Martini'.

Pero ahora que ha entrado en la treintena es consciente que, en el mundo de la moda femenina, su edad es ya un problema. De hecho, la edad media en este sector apenas supera los 25 años.

Por ello, ha optado por cortarse el pelo, dejarse patillas y ocultar sus senos. Y con ello asegura: "Estoy empezando a tener una carrera más larga", según recoge The New York Post. Y añade: "Los hombres no necesitan parecer tan jovenes durante tanto tiempo, así que tengo un montón de tiempo".
Su decisión es compartida por su marido, Adam Santos-Coy, a pesar de que muchos los confunden con una pareja gay. "Me dijo que sabía que la gente me vería diferente una vez que hiciese el cambio".

Ahora, con su nueva apariencia, Elliot empieza a ver el mundo con una nueva perspectiva, desde la visión de un hombre, y se sorprende de que éstos ya no son tan caballerosos con ella.