Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apartados 7 mossos por ocultar que dispararon por donde fue herida Quintana

El consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Ramón Espadaler, ha apartado a un cabo y seis agentes de la furgoneta Drago 414 de la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos d'Esquadra por haber ocultado que estuvieron aparcados cerca de donde cayó herida Ester Quintana que perdió un ojo en la huelga general del 14 de noviembre y que dispararon una salva.

En rueda de prensa, el consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Ramón Espadaler ha indicado que de momento no han hallado pruebas de que dispararan pelotas de goma y que según el testimonio de estos agentes solo se disparó una salva, aunque ha admitido que hay "una falta de confianza" y se les aparta por indisciplina, aunque siguen trabajando en el cuerpo.
Según el consejero, estos agentes no están imputados ni han sido interrogados por el juez que lleva el caso pero sí por la investigación interna de Mossos, aunque al principio no dieron la información de que estaban en el cruce de Passeig de Gràcia y Gran Via, del lado mar, aunque Espadaler no ha aclarado si conoce el motivo de por qué han mentido.
“Amnesia”
Espadaler no ha aclarado si conoce por qué mintieron durante la investigación interna y no admitieron que estaban en la zona pese a que era un dato importante que estaba en la intersección del paseo de Gràcia y Gran Via, en el lado mar, y lo ha considerado una "amnesia".
Ha explicado que la pérdida de confianza es también porque ha pasado "un tiempo exagerado" desde que ocurrieron los hechos, y en ningún momento informaron de ello.
Preguntado sobre si se cree a estos agentes cuando dicen que no dispararon pelotas después de haberle ocultado información relevante, el conseller se ha limitado a decir que "no tiene interés" su opinión personal pero que obviamente les ha perdido la confianza.
Espadaler ha explicado que han conseguido esta nueva información durante la investigación interna de los Mossos a instancias del Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona, y que este lunes ya se les han comunicado estos nuevos datos al juez, que mantiene imputados a un subinspector y a un escopetero de otra unidad.
Según el relato de los agentes apartados, su furgón paró en la intersección del paseo de Gràcia y Gran Via, en el lado mar, y seis mossos --todos menos el conductor-- bajaron del vehículo aunque solo dispararon una salva, si bien Espadaler no ha querido explicar por qué no lo han dicho hasta ahora.
Para el conseller, que les hayan ocultado esta información relevante para el caso es una "indisciplina grave" pero no demuestra nada sobre quién hirió a Quintana, ni tampoco que se usaran pelotas de goma.
Geolocalización
Preguntado sobre si piensan tomar medidas dentro del funcionamiento de la Brigada Móvil, ha indicado que consideran "seriamente" implementar un sistema de geolocalización porque cree que aportará más información sobre los dispositivos.
Con todo, ha abierto una información reservada sobre estos "incumplimientos disciplinarios", aunque los agentes siguen en el cuerpo sin estar suspendidos de sueldo.
Ha destacado que esta revelación demuestra que desde Interior no pararán "hasta aclarar lo ocurrido" y ha pedido que no haya dudas sobre que los Mossos son la parte más interesada en aclarar todo lo ocurrido en la huelga general del 14 de noviembre de 2012.
"Haremos todo lo necesario para aportar más luz a un episodio desgraciado que queremos aclarar", ha insistido.