Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez de Vigo aclara que en caso de pacto de Gobierno sólo se suspendería la 'reválida' de 4º de la ESO

El ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, ha aclarado que en caso de que hubiera un pacto de Gobierno entre el PP y Ciudadanos, se suspendería la evaluación final de la ESO de la LOMCE, pero no la de Bachillerato porque "sirve para acceder a la Universidad".
En una entrevista con Europa Press, el titular de Educación ha zanjado el debate en torno al acuerdo PP-Ciudadanos en materia educativa y ha asegurado que contemplaba la paralización de los aspectos de la LOMCE que no han se han aplicado mientras se negocia un Pacto nacional por la Educación en una subcomisión en el Congreso de los Diputados.
No obstante, tras la investidura fallida de Mariano Rajoy, el ministro ha subrayado que "este curso, en tanto en cuando no haya Gobierno, se harán las evaluaciones sin efectos académicos y, en el caso de que haya Gobierno del PP con Ciudadanos se cumpliría con este compromiso suscrito", ha subrayado el ministro, que ha aclarado que la evaluación de Bachillerato "seguiría vigente".
Méndez de Vigo ha insistido en que para que esto tenga lugar, tiene que haber Gobierno porque el actual, en funciones, "no puede modificar una ley orgánica". Por ello, ha trasladado a la comunidad educativa en mensaje de "tranquilidad" y ha asegurado que, de momento, hay una ley en vigor "que hay que cumplir" y que las evaluaciones finales previstas "se van a aplicar".
También ha insistido en que tanto la de ESO como la de Bachillerato no tendrán efectos académicos, es decir, que no condicionarán este curso la obtención del título y que servirán para "testar" el sistema de evaluación para "introducir las mejoras necesarias".
AVISA A CATALUÑA
Preguntado por la decisión del Gobierno catalán de no aplicar las 'reválidas' de la LOMCE y, en concreto, la de mantener la Selectividad como hasta ahora, el ministro ha subrayado que las comunidades autónomas "deben cumplir la ley porque España es un Estado de Derecho".
Si bien ha subrayado que está "dispuesto" a hablar con todas las autonomías para "facilitar a los alumnos la buena realización de las pruebas", también ha recordado que la de Bachillerato cuenta con el "aval" de los rectores de las universidades y ha defendido que el objetivo es que haya una "mayor homogeneidad" en el acceso a la educación superior porque "en este momento, no hay homogeneidad alguna".
"Cuando escucho a algún responsable escucho a algún responsable político que dice que las va a cumplir a su manera, no me parece bien. Hay muchos espacios para llegar a acuerdos, pero trasmitir a la opinión pública que no van a cumplir, es una mala política. Las leyes hay que cumplirlas y se pueden modificar", ha aseverado.