Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez de Vigo se reunirá mañana con CSIF, que le pedirá una nueva ley de educación "de consenso"

El ministro en funciones de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, se reunirá este lunes 26 de septiembre con el presidente de CSIF, Miguel Borra, y el presidente del Sector de Educación del sindicato, Mario Gutiérrez, que tienen previsto comunicarle sus posiciones ante la implantación de la LOMCE y "trasladarle su disposición a buscar una nueva Ley Orgánica de consenso" que modifique la actual.
La reunión se producirá después de que esta semana el ministro se haya reunido con los responsables de las organizaciones de padres CEAPA y CONCAPA, en la búsqueda de un pacto por la Educación.
Según ha informado CSIF en un comunicado, el sindicato valora como "grave" la actual situación del sistema educativo español y ha anunciado que mostrará al ministro en funciones su "preocupación por el estado de inseguridad en la que se encuentran los docentes y alumnos por la falta de acuerdos", razón por la cual pedirá una modificación urgente de la actual legislación para "acordar una ley estable y consensuada".
"CSIF trasladará al ministro su disposición a buscar una nueva Ley Orgánica de consenso que modifique la actual LOMCE y que incorpore propuestas como: una Estructura Básica de las Enseñanzas sin pruebas finales conducentes a titulación, el currículo básico, la inversión mínima que necesita nuestra educación, el Estatuto Docente, el apoyo a la Enseñanza Pública o el Sistema de Becas", ha anunciado.
Además, pedirán una comisión urgente del Parlamento para derogar los Decretos de recortes que "impiden que en las Comunidades Autónomas se puedan acordar mejoras a los docentes" y pedirá un acuerdo entre Gobierno, Comunidades Autónomas y Universidades sobre la prueba final de 2º de Bachillerato, "con el fin de evitar agravios comparativos entre comunidades autónomas y evitar así la incertidumbre que existe entre profesores, alumnos y sus familias".
Por último, pedirán la renovación del Consejo Escolar del Estado tras las jubilaciones del presidente y del vicepresidente del organismo y del fallecimiento de su secretario, posiciones que no han podido ser suplidas debido al estado de interinidad del actual Ejecutivo gubernamental. "Las normas educativas tienen que pasar por este órgano consultivo de participación, por lo que su paralización impide el normal funcionamiento de la Educación española", han explicado.