Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Melilla: un 'detector de latidos' descubre a un inmigrante escondido bajo el asiento de un coche

La guardia Civil que custodia el puesto fronterizo de Beni-Enzar en Melilla, no salía de su asombro. Las sospechas y la intuición de los especialistas de este cuerpo les llevaron a someter a un vehículo a la prueba del 'detector de latidos' y la máquina confirmó que en él viajaban más personas de las que se veían.

Camuflado bajo el asiento delantero del copiloto, un inmigrante subsahariano, intentaba romper la férrea vigilancia aduanera comunitaria aún a costa de su propia vida. Él fue inmediatamente conducido al Hospital Comarcal de la Ciudad Autónoma con entumecimiento, mareos y alteración extrema del ritmo cardíaco, mientras que el conductor del coche fue detenido.