Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marruecos rescata otra patera en Alborán con 49 inmigrantes, dos de ellos muertos

Naufragio en el mar de AlboránEFE

Nueva tragedia en el Mar de Alborán. Este viernes, la Armada de Marruecos ha rescatado con vida a los 49 ocupantes de otra patera a la deriva. Otras dos personas que viajaban a bordo han fallecido en la travesía. En Granada, forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) han tomado muestras de ADN de algunas de las 14 personas fallecidas como consecuencia del naufragio de una patera a varias millas de Alhucemas (Marruecos) para realizar una identificación genética posterior de las víctimas después de que los supervivientes no hayan podido reconocerlas físicamente. El suceso se ha sentido especialmente en la localidad granadina de Motril, a donde fueron trasladados los cadáveres y los 17 supervivientes. Allí, su alcaldesa, la popular, Luisa García Chamorro, ha expresado sus "máximas condolencias" hacia los familiares y seres queridos de inmigrantes fallecidos.

Entre los rescatados, de origen subsahariano, hay 36 hombres, 12 mujeres y un bebé. La actuación se ha desarrollado en aguas jurisdiccionales marroquíes, por lo que están siendo trasladados hasta Alhucemas.
Salvamento Marítimo ha procedido a desmovilizar a los medios desplegados después de una llamada al centro de coordinación alertase a las 10.05 horas de este viernes de una embarcación a la deriva en el Mar de Alborán tras partir a las 01.00 horas desde la costa marroquí. Así, tanto el avión 'Serviola 202' como la Salvamar 'Hamal' están regresando a las bases.
Salvamento Marítimo rescató el jueves a 18 supervivientes, tres de ellos en estado grave, del naufragio de una zódiac a unas 18 millas náuticas al este de Alhucemas y recuperó del mar los cadáveres de otras 14 personas. En la patera viajaban, según los datos aportados por sus ocupantes, un total de 71 inmigrantes de origen subsahariano.
Los fallecidos murieron por "sumersión"
Las responsable del Instituto de Medicina Legal de Granada ha informado de que los 14 cadáveres corresponden a doce hombres, cuatro de los cuales pueden tener entre 16 y 18 años y el resto unos treinta años; así como a dos mujeres de unos 25 años, sin que haya niños de corta edad o mujeres embarazadas entre los fallecidos.
Todas las muestras recogidas a las víctimas mortales se quedarán custodiadas en el instituto "con todas las garantías legales y jurídicas" para una futura identificación genética. También se están realizando pruebas a los supervivientes del naufragio para poder establecer líneas de consanguinidad entre ellos.
Dado que no serán necesarias nuevas recogidas de muestras para establecer la causa de la muerte, que ha sido por sumersión --a expensas de una última prueba para confirmarlo--, ni para la identificación de los cadáveres, el juez ha concedido el preceptivo permiso para proceder a su enterramiento. Los cuerpos sin vida de estas personas han comenzado a abandonar el IML sobre las 13,00 horas con destino a Motril (Granada), donde se les dará sepultura.
La directora del IML ha precisado que han sido nueve forenses los que han trabajado en las autopsias de los 14 fallecidos, mientras que el jueves se desplazaron a Motril dos profesionales del centro granadino que intervinieron en el caso junto a otros tres procedentes de la zona sur.
En concreto, el dispositivo ha contado con 21 profesionales, los citados nueve médicos forenses junto a cuatro técnicos auxiliares del servicio de patología, dos técnicos de laboratorio y cuatro de gestión procesal, dependientes del IML de Granada.
Motril muestra su "profundo pesar"
La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro (PP), acompañada por la concejal de Inmigración, Teresa Morales, ha expresado este viernes en rueda de prensa sus "máximas condolencias" hacia los familiares y seres queridos de inmigrantes fallecidos, que fueron hallados tras 36 horas a la deriva, a 18 millas de Alhucemas y han sido trasladadas hasta el Puerto de Motril, localidad en donde se encuentran a la espera de recibir sepultura.
Asimismo, ha agradecido a todos los efectivos locales y organizaciones que se han hecho cargo de esta operación, y "su eficaz labor de atención sanitaria" para con los 17 supervivientes.
De igual modo, García Chamorro ha querido condenar "la lacra social que supone la existencia de mafias que aprovechan la desesperada situación de aquellas personas que desean encontrar una vida mejor, para traficar con ellas sin ningún tipo de pudor".
A las 11,00 horas, la sesión plenaria del mes de octubre se ha interrumpido para guardar cinco minutos de silencio por las víctimas, en el que han participado los concejales de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Motril, así como agentes de diversos colectivos sociales del municipio.
En él, la alcaldesa ha procedido a la lectura de un manifiesto institucional en el que, además de mostrar el "profundo pesar de la corporación municipal y todos los motrileños" por los hechos, ha subrayado que "las circunstancias en que se ha producido la muerte de estas personas son lo suficientemente relevantes como para que todas las administraciones y poderes públicos tomemos conciencia y actuemos con la responsabilidad que requiere una tragedia de estas características".
En el centro de acogida temporal de inmigrantes se encuentran los 17 rescatados, ya que uno tuvo que ser atendido en el puerto de Alhucemas, por su estado de salud.
Fuentes de la investigación han confirmado a Europa Press que los 14 fallecidos serán enterrados en el cementerio municipal de Motril, donde llegaron en la noche de este jueves a bordo de la embarcación de Salvamento Marítimo, Salvamar Hamal.
Los cuerpos están en el Instituto de Medicina Legal de Granada donde les han practicado la autopsia para determinar las causas de la muerte. Está previsto que en la tarde de este viernes lleguen al cementerio de Motril al menos siete féretros, donde se realizará una inhumación sin ningún tipo de celebración, al desconocer la confesión religiosa de las personas fallecidas.