Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mallorca se prepara para las primeras vacaciones de Felipe y Letizia como Reyes

Agosto-Familia Real-Mallorca: un triángulo que dura más de 40 años, aunque con la proclamación de los nuevos reyes, planeó la duda sobre si habría continuidad en este veraneo real. Los reyes y sus hijas estarán unos 10 días en la isla pero tendrán una agenda muy cargada, casi calcada en lo oficial a la de Juan Carlos, que por primera vez, no bajará las escaleras para recibir al presidente del Gobierno en Marivent. Otro clásico: la cena de gala a la que sí acudían los entonces príncipes, ahora se convierte en un cóctel. En Mallorca es prácticamente el único lugar donde vemos al Rey sin corbata. Los paparazzi preparan más que nunca sus objetivos porque creen que los reyes volverán a ofrecer sus imágenes más desenfadadas. Al Gobierno balear le cuesta 1,5 millones anuales mantener la infraestructura vacacional para la Familia Real. Para el sector turístico se revierte con creces. En Marivent a los Reyes les espera la Reina Madre y seis de sus nietos, los hijos de las infantas Elena y Cristina, que están en Mallorca desde hace una semana.