Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Historias de solidaridad en medio del desastre

Donde ayer había desolación, hoy hay solidaridad. Porque los vecinos de Málaga se han volcado con las protectoras de animales afectadas por el temporal. Esta residencia canina ha recibido de todo. El almacén se ha llenado de comida para perros y de mantas. También han recibido dinero.  Cualquier ayuda es poca después del caos que el fin de semana dejó la lluvia. En Cártama la solidaridad tiene nombre de mujer. Isabel ha recibido de sus vecinos un frigorífico nuevo. Y a María le ha regado un pijama el vendedor ambulante al que llevaba años comprando ropa.