Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía investiga si se vendieron más de 9.650 entradas para la macrofiesta del Madrid Arena

La Policía Nacional investiga el número de entradas totales que se vendieron para asistir a la macrofiesta celebrada la noche de Halloween en el Madrid Arena para determinar si se superó el aforo del recinto con capacidad para 10.600 personas, según han informado fuentes de la investigación.

Estas mismas fuentes han precisado que el Grupo V de Homicidios de Madrid encargado del caso realiza estas pesquisas. El vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, aseguró este jueves que, según la información recopilada, no hubo exceso de aforo, dado que Madrid Arena cuenta con una capacidad de 10.600 localidades y la organización de la fiesta comunicó que vendió 9.650 entradas para el evento.
Estos datos ofrecidos por el vicealcalde de Madrid ya superan la previsión inicial de la empresa organizadora del evento, Diviertt, S.L., que planificó la macrofiesta pensando en una asistencia aproximada de 7.000 personas.
Desde distintos sectores se han cuestionado estas cifras y apuntan a que el número de asistentes habría sido mayor. El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol ha dicho este viernes que conforme a las fotos vistas en Internet, "el aforo de la fiesta ha podido superar con creces el permitido" y ha señalado que los jóvenes "estaban completamente pegados".
Así, ha llegado a afirmar que había "cuatro personas por metro cuadrado, es decir, una persona por baldosa". Armengol ha explicado que su hija estuvo en la fiesta y pudo ver en primera persona las aglomeraciones y las personas que caían.