Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El representante de la empresa de seguridad del Madrid Arena en libertad con cargos

Carlos Manzanares Rodríguez en los juzgados de Plaza CastillaEFE/Zipi

El representante legal de Kontrol 34, la empresa que suministró de controladores al organizador de la fiesta en el Madrid Arena, ha declarado como imputado en la investigación judicial de lo ocurrido la madrugada del 1 de noviembre en esta pabellón municipal situada en la Casa de Campo. Kontrol 34 mantiene que se limitó a facilitar un listadode personas con el título de controlador a Diviertt, empresa organizadora de la fiesta.

El responable de Kontrol 34 ha quedado en libertad con cargos y sin medidas cautelares tras declarar ante el juez del caso Madrid Arena. El responsable de esta empresa ha asegurado que Kontrol 34 se limitó a facilitar un listado de personas con el título de controlador de acceso a Diviertt, la organizadora del evento propiedad de Miguel Ángel Flores. Y que fue esta empresa quien contrató al personal.
También ha señalado que estas personas fueron contratadas como auxiliares, no como controladores de acceso. Ha asegurado que la seguridad del recinto era responsabilidad de Seguriber, empresa contratada por Madrid Espacios y Congresos.
El promotor del evento, Miguel Ángel Flores, compareció el martes como imputado ante el juez Eduardo López Palop, el instructor de las diligencias por la muerte de cuatro jóvenes de 17 y 18 años.
En su declaración, Flores culpó al Ayuntamiento de Madrid de la falta de seguridad en el recinto, así como a la Policía municipal de la avalancha por no controlar la masa de gente que pudo acceder tras el 'macrobotellón' que se celebró a las afueras del recinto.
Flores también quedó en libertad con cargos pero con la obligación de personarse en los juzgados dos veces al mes.