Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Último adiós a dos de las fallecidas en el Madrid Arena

Después de la tragedia ocurrida durante la fiesta de Halloween en el Madrid Arena de la capital, siguen surgiendo dudas sobre qué pudo provocar la avalancha que terminó con la muerte de tres jóvenes. El Ayuntamiento de Madrid, que ha decretado una jornada de luto para este viernes, ha abierto una investigación para aclarar los hechos y establecer responsabilidades. Dos de las jóvenes fallecidas serán incineradas hoy y a la tercera se le va a practicar la autopsia.

Cristina Arce, de 18 años, y Katia Esteban, que acababa de cumplir la mayoría de edad, serán despedidas este mismo viernes por sus familiares y amigos. La primera será incinerada en el cementerio de la Almudena, en Madrid, mientras que, la segunda, natural de Daganzo, recibirá el último adiós en el cementerio de La Paz de Tres Cantos.
Durante la jornada de este viernes está previsto realizarle la autopsia a la tercera víctima, Rocío Oña, de 18 años.
La menor de edad, sigue crítica
La adolescente que se encuentra hospitalizada en el Hospital 12 de Octubre, de 17 años de edad, continúa ingresada en estado crítico y la otra herida, de 20 años, permanece grave pero ya no se teme por su vida, han informado fuentes de la investigación del suceso.
La más grave ha sido reconocida por su hermano. Se encuentra en estado crítico y está siendo mantenida con vida gracias a una máquina de respiración caridorrespiratoria.
La otro joven ingresada, María Teresa A.V., madrileña de 20 años de edad, permanece en la UVI de la tercera planta de la Fundación Jiménez Díaz. Está grave pero su vida no corre peligro. Presenta un aplastamiento torácico y ha sufrido una falta de oxígeno en el cerebro (anoxia), por lo que muy posiblemente tendrá importantes secuelas.
Abierta la investigación
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha decretado una jornada de luto oficial para este viernes en solidaridad con las víctimas y las familias de las tres jóvenes fallecidas.
El Ayuntamiento madrileño, según ha anunciado el vicealcalde, abrirá una investigación para esclarecer los hechos y establecer las responsabilidades a que hubiera lugar.
La regidora visitó este jueves el Instituto Anatómico Forense para transmitir en su nombre y en el de todos los madrileños el pésame a las familias de las jóvenes y asegurarles que "el Ayuntamiento estará su lado para todo lo que necesiten". Posteriormente acudió luego a los hospitales 12 de Octubre y Clínica de La Concepción para interesarse por el estado de las dos heridas de gravedad.