Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Sigue habiendo cinco muertes y cero responsables"

Cristina nunca volvió de la fiesta del Madrid Arena aquel 31 de octubre. Isabel perdió a su hija en la avalancha. "Estos son días muy malos, te acuerdas de muchas cosas" y  "notas más la falta, ves la habitación, ella no está..." Cristina había acudido a la fiesta con todos sus amigos del barrio. Tenía sólo 18 años. "Llevaban meses todo el barrio planeándolo, les hacía muchísima ilusión". Su madre cree que  "es una víctima de la avaricia y de la dejadez de funciones. Buena persona es lo que era, lo que es, para mí". Cristina sigue viva en su madre, aunque le falte desde aquella mañana del uno de noviembre. Isabel pasea a veces por este mural. Lo hicieron todos sus vecinos para recordar a las cinco chicas que murieron aquella noche y para no olvidar "que han pasado 12 meses, sigue habiendo cinco muertes y 0 responsables". Piden, en boca de Isabel,  "que se haga justicia, y cuanto antes mejor, porque la justicia tardía no es justicia".