Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan las llamadas telefónicas de miles de personas para resolver el caso Maddie

Madeleine McCanncuatro.com

La policía está analizando los datos de miles de teléfonos pertenecientes a vecinos del Algarve, personal de servicio del complejo turístico y residentes de paso en mayo de 2007, donde desapareció Maddie McCann. Los detectives británicos creen que en estas llamadas podría estar la clave para resolver el caso de la niña británica desaparecida en el Algarve portugués hace seis años.

La investigación ha retomado esta línea y aseguran que tienen 41 sospechosos, de los cuales 15 son británicos, y cuyas llamadas telefónicas también serán investigadas, según ha publicado la BBC.
El detective inspector Andy Redwood, jefe de la investigación, ha explicado que se están examinando una "cantidad sustancial de datos " de los teléfonos móviles que se cree que pertenecen a personas que se encontraban en la localidad de Praia de Luz, en los días previos, durante y siguientes a la desaparición de la pequeña.
La policía está tratando de identificar al propietario de cada teléfono para hacerse una idea de exacta de quiénes estaban en el área.  
Más de 3.000 personas vivían en Praia de Luz  entre turistas y trabajadores de temporada de países de todo el mundo.
Madeleine McCann pasaba las vacaciones junto a sus padres y hermanos cuando desapareció del apartamento alquilado por su familia.
Según Redwood, el trabajo es arduo porque hay muchos números de móviles a los que es difícil identificar el propietario, dado que han transcurrido seis años de lo ocurrido.
Los registros también contienen información sobre  los números de teléfono a los que llamaron y cuando se realizaron las llamadas. Se cree que algunos números de teléfono pueden aparecer en los sistemas de inteligencia de la policía o estar vinculados a la delincuencia.