Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSD para las Madres destina 10 millones de dólares para poner fin a las muertes maternas evitables

MSD ha destinado 10 millones de dólares a la Global Financing Facility (GFF), a través de su iniciativa MSD para las Madres para apoyar el proyecto Cada Mujer Cada Niño (Every Woman Every Child), cuyo objetivo es mejorar la salud materna e infantil en países de renta baja y media-baja de todo el mundo.
Mediante la GFF, una asociación multipartita encabezada por el Grupo del Banco Mundial, los países esperan poder mejorar mucho más las vidas de sus habitantes más vulnerables, con el objetivo de prevenir unos 3,8 millones de muertes de madres, 101 millones de muertes de niños y 21 millones de casos de bebés nacidos muertos en 2030.
La iniciativa global es de 10 años de duración y 500 millones de dólares de la compañía pretende poner fin a la tragedia de las mujeres que mueren por complicaciones en el embarazo y el parto. "Las mujeres son la piedra angular de un mundo saludable y próspero. Cuando una mujer sobrevive al embarazo y al parto, su familia, su comunidad y su país prosperan", ha declarado el presidente mundial y consejero delegado de MSD, Kenneth C. Frazier.
SUPERVIVENCIA Y DESARROLLO
La contribución de MSD al Fondo Fiduciario de la GFF se utilizará para realizar financiaciones innovadoras y crear asociaciones público-privadas destinadas a poner en marcha intervenciones de alto impacto que ayuden a las mujeres y a los niños a sobrevivir y desarrollarse en períodos cruciales de la vida: el nacimiento, los primeros años de vida y la adolescencia.
Un total de 62 países de renta baja o media-baja con altos niveles de mortalidad materna e infantil son elegibles para recibir ayudas del Fondo Fiduciario de la GFF. Los países socios de la GFF desarrollarán mecanismos innovadores de financiación para movilizar el capital del sector privado, facilitar las asociaciones entre compañías globales y países y aprovechar las capacidades del sector privado para obtener mejores resultados sanitarios.
"Los niños no pueden estar sanos si sus madres no están sanas, y el futuro de cada país depende de que ambos estén sanos. Necesitamos el apoyo de todos los colaboradores para conseguir nuestro objetivo del acceso universal a la sanidad para cada mujer y cada niño", ha señalado el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim.