Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lluvia, viento y bajada de temperaturas acaban con el tiempo veraniego

Lluvias, vientos y bajada de temperaturas acaban con el tiempo veraniego que ha acompañado al comienzo de este otoño. Con la llegada de una borrasca atlántica, que recorrerá nuestro territorio desde últimas horas del jueves 26 de septiembre, se pasará de la actual situación de cielos poco nubosos y altas temperaturas propias del verano, a otra típica del otoño, con abundantes precipitaciones, vientos moderados y un notable descenso de las temperaturas.

Así, señala que para finales de esta semana se espera un cambio significativo del tiempo en la mayor parte de la España peninsular y en Canarias. Con la llegada de una borrasca atlántica, que recorrerá nuestro territorio desde últimas horas del jueves 26 de septiembre, se pasará de la actual situación de cielos poco nubosos y altas temperaturas propias del verano, a otra típica del otoño, con abundantes precipitaciones, vientos moderados y un notable descenso de las temperaturas.
La borrasca se encuentra en estos momentos en el centro del Atlántico norte, acercándose lentamente hacia las costas de Europa occidental y enviando bandas nubosas que están afectando al extremo oeste peninsular. El jueves por la tarde se situará frente a Galicia y Portugal y llevará asociados sistemas frontales muy activos que, desde el viernes 27 hasta el domingo 29, se irán desplazando por la Península de oeste a este, produciendo en general chubascos moderados, localmente persistentes y con tormenta.
Es probable que puedan llegar a ser de intensidad fuerte en el noroeste, sistema central y área del Estrecho, mientras que las precipitaciones menos intensas y menos frecuentes corresponderán al extremo oriental peninsular y a Baleares, así como a las Islas Canarias que también serán afectadas por el extremo de uno de los frentes durante el viernes y el sábado.
Además, tras el paso de la borrasca, se producirá un descenso notable, en torno a 8 ó 10ºC, de las temperaturas en la Península, manteniéndose prácticamente sin cambios en ambos archipiélagos. En cuanto a los vientos, aunque en general serán moderados, es posible que lleguen a ser fuertes o muy fuertes en zonas altas de la mitad occidental y en las costas atlánticas de Galicia.
Finalmente, aunque el domingo por la tarde probablemente habrán cesado los efectos de la borrasca, es muy posible que un nuevo sistema de bajas presiones, con frentes activos asociados, afecte a la Península a partir del lunes.