Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega a España la primera vacuna intranasal contra la gripe, para niños de 2 a 17 años

La compañía farmacéutica AstraZeneca ha anunciado el lanzamiento en España de la primera vacuna intranasal para prevenir la gripe estacional en niños y adolescentes de 2 a 17 años, que puede adquirirse en las oficinas de farmacia y no está financiada por el Sistema Nacional de Salud (SNS).
Comercializada bajo el nombre de 'Fluenz Tetra', la vacuna tiene un precio de 37 euros por dosis y protege frente a cuatro cepas de la gripe, dos del tipo A (H1N1 y H3N2) y dos del tipo B (linaje Victoria y linaje Yamagata), cuando las que se administran por vía parenteral, mediante una aguja, son generalmente trivalentes.
Utiliza virus vivos atenuados capaces de inducir protección inmunológica pero sin provocar la enfermedad, un mecanismo utilizado por otras vacunas como la del sarampión o el rotavirus, y al administrarse por la nariz "genera una barrera directa por donde el virus de la gripe intenta entrar en nuestro organismo", ha explicado Ignacio Salamanca, coordinador médico de la Unidad de Estudios e Investigación en el Instituto Hispalense de Pediatría.
Esto hace que la vacuna haya demostrado una elevada eficacia, con más de un 90 por ciento de protección en comparación con placebo y de más del 50 por ciento en comparación con otras vacunas antigripales inactivadas.
"Gracias a su sistema de administración, mediante pulverización en las dos vías nasales, la vacuna cubre rápidamente toda la mucosa", ha explicado este experto, lo que hace que el niño pueda respirar normalmente y no sea necesario inhalar ni aspirar de forma más activa. Y tras su uso, ha añadido, "los niños pueden rascarse e incluso sonarse la nariz".
DEBE ADMINISTRARSE BAJO SUPERVISIÓN MÉDICA
Su uso, no obstante, debe hacerse bajo supervisión médica dado que cuando se administra debe haber una vigilancia de unos 30 minutos por si hay algún problema, ha insistido Salamanca, que el año pasado ya la probó en su centro con más de mil niños dado que ya estaba disponible en un formato multidosis.
"La experiencia ha sido fantástica ya que es muy bien tolerada por los niños, al evitar el pinchazo, y también por los padres, que la prefieren para evitarles un mal rato", según este experto, que detalla que los efectos adversos más observados han sido congestión nasal, rinorrea y dolor de cabeza.
La vacuna fue autorizada por la Comisión Europea en el año 2013 y desde entonces Reino Unido ha puesto en marcha un programa piloto para evaluar su uso y otros como Francia o Alemania le están dando preferencia en este grupo de edad. En Estados Unidos, en cambio, está autorizada desde 2003 y puede usarse en adultos de hasta 49 años.
"La compañía se ha centrado en la indicación pediátrica porque hemos pensado que es dónde su vía de administración podría tener un mayor impacto", ha reconocido Mariluz Amador, directora médico y de registros de AstraZeneca España, que no obstante aclara que no es menos eficaz o segura en población adulta.
UNO DE CADA TRES NIÑOS SUFRE GRIPE CADA AÑO
El vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Fernando Moraga, ha reconocido que este lanzamiento representa un importante avance en la vacunación pediátrica ya que se estima que entre el 20 y 40 por ciento de los niños sufren un episodio de gripe cada año, que supone el 70 por ciento de todos los casos registrados en España.
"Es una enfermedad infravalorada e infradiagnosticada, ya que como la mayoría de las veces el pediatra no puede hacer un diagnóstico rápido suele decir a los padres que lo que tienen es un virus", ha lamentado este experto.
Además, asegura que la vacunación de los niños también permitiría reducir los casos entre la población adulta y, con ello, podrían reducirse las complicaciones asociadas en los mayores, donde la mortalidad de la gripe es mayor.