Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llaman a impedir el desahucio de un anciano de 84 años en San Sebastián

La plataforma Stop Desahucios se ha concentrado este lunes en San Sebastián, junto a ciudadanos y representantes de EH Bildu, PSE, Podemos, PNV, Ezker Anitza-IU, Irabazi, sindicatos y asociaciones, para intentar impedir el desahucio de un anciano donostiarra de 84 años, fijado para el próximo miércoles.
La concentración ha tenido lugar en la puerta de la vivienda del anciano, donde han denunciado el 'modus operandi' de los "prestamistas usureros" que, "amparándose en que no son entidades financieras, realizan préstamos extremadamente abusivos a personas desesperadas, como es el caso de nuestro compañero Patxi, incluyendo intereses ordinarios del 19,5%".
Según han explicado, Patxi Zubiaurre, residente en la capital guipuzcoana de 84 años y miembro de la Plataforma Stop Desahucios, será desalojado de su vivienda de la calle Balleneros. El desahucio ha sido señalado para este miércoles a las 9.30 horas por el Juzgado nº 1 de San Sebastián ante la petición del acreedor prestamista ABACREDIT SL.
Stop Desahucios ha detallado que el anciano solicitó un préstamo hipotecario sobre su vivienda que le fue concedido por ABACREDIT SL. "Las condiciones de dicho préstamo eran de un importe principal de 104.000 euros, a pagar en mayo de 2014, con interés ordinario del 19,5 %", ha detallado.
Ante la imposibilidad del pago del préstamo, Zubiaurre ha perdido en subasta su vivienda que le ha sido adjudicada al acreedor por el 50% de su valor de tasación, es decir por 125.000 euros (el valor de tasación era de 250.000 euros), a pesar de haber contado, tanto la plataforma como el afectado, con la intermediación de la Alcaldía de San Sebastián para apoyar su propuesta de permitirle vivir en su vivienda -ya subastada y de propiedad de este prestamista- pagando un alquiler social de 200 euros, que no exceda del 30% de su pensión de 719 euros hasta su fallecimiento, ya que es viudo.
No obstante, la plataforma ha lamentado que la última respuesta del prestamista "ha sido la de endurecer el precio del alquiler, fijando una cuantía inasumible de 400 euros y exigiendo garantías adicionales con un aval bancario que, que dadas las condiciones de ingresos, edad y salud de Patxi, resultarían de muy difícil cumplimiento".
A su juicio, la petición expresa al Juzgado de Primera Instancia nº 1 de San Sebastián de garantizar la intervención de la Ertzaintza para asegurar que se ejecute el lanzamiento "no hace sino evidenciar las malas artes de este tipo de empresas prestamistas que, sin escrúpulos, siguen destrozando vidas con total impunidad".
Finalmente, ha hecho un llamamiento a la solidaridad ciudadana para que acuda este miércoles a "arropar a Patxi y solicitar que permanezca en su vivienda el tiempo que le pueda restar de vida, vivienda en la que reside desde hace unos 40 años, y que resulta ser su única propiedad".