Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La increíble transformación física de Lindsay Piper tras el cierre de su negocio por la crisis

Lindsay PiperFacebook

La historia de Lindsay Piper ha llamado la atención a todo Reino Unido, una mujer que ha conseguido transformar su cuerpo y proclamarse campeona en el certamen de Miss Bikini. Su vida pegó un giro radical hace cinco años, cuando le obligaron a cerrar su negocio debido a la mala situación económica que atravesaba. Desde ese momento, la mujer empezó a entrenar tres veces por semana, cambió su alimentación y perdió aproximadamente unos 25 kilos.

Las malas noticias pueden hacer que una persona se hunda o pague su sufrimiento entrenando en el gimnasio, descargando su ira golpeando sacos de boxeo. Lindsay tenía una tienda de ropa de niños en la ciudad de Swansea, pero un día el negocio quebró debido a la crisis y tuvo que abandonar lo que hasta entonces era su fuente de ingresos. Sin embargo, después de estudiar Entrenamiento y Rendimiento Deportivo en la Universidad del Sur de Gales, la chica acudió al gimnasio para tomarse el ejercicio en serio, perdiendo unos 25 kilos de grasa y fortaleciendo una musculatura que le ha llevado a ganar la categoría de Masters Bikini.  
Después de ser coronada por primera vez en los campeonatos de Gales, a principios de año, se ha convertido en la campeona de Reino Unido en el famoso certamen 'UK Ultimate Physiques', el pasado sábado. "Entré por primera vez en un gimnasio en octubre del año pasado porque pesaba 73 kilos y sólo quería perder algo de peso", explicó Lindsay. Es decir, la mujer perdió esos 25 kilos en tan sólo un año. 
"Comencé a realizar ejercicios de culturismo con mi entrenador unas tres veces por semana y, además, me dio un plan de nutrición que cambió de forma radical mi método de alimentación", explicó a Mirror. A partir de estas pautas, "el peso comenzó a bajar y en marzo me dijo que ya podía subir a un escenario para poder competir en un certamen". Sin duda, un ejemplo de superación que de una desgracia encontró un camino alternativo que le ha llevado a lo más alto de Reino Unido.