Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lilly habilita una línea telefónica para que terceros puedan denunciar incumplimientos del código ético

La compañía Lilly ha habilitado una línea telefónica, pública en su web, para que cualquier persona pueda comunicar a la empresa posibles desviaciones respecto al código de conducta ético de cualquier empleado.
Los canales de denuncia son una de las principales herramientas con las que cuentan las organizaciones a la hora de monitorizar el correcto funcionamiento de sus modelos de 'compliance'. De este modo, en el caso de que se reporte cualquier incidencia, la organización analizará el alcance de la desviación y, en caso necesario, tomará medidas para su corrección.
"Son mecanismos dinámicos que deben adaptarse a los cambios regulatorios y a las demandas de la los ciudadanos, cada vez más exigentes con los comportamientos de las empresas. Por este motivo, y para consolidar la transparencia en que se basa el diálogo con nuestros grupos de interés, Lilly ha apostado por abrir esta herramienta a toda la sociedad", ha comentado la directora de Asuntos Corporativos y RSE de Lilly España, Teresa Millán.
Para favorecer el uso de este servicio por parte de sus grupos de interés, Lilly garantiza la confidencialidad de los potenciales usuarios que puedan hacer uso de él. Con ello, se busca evitar cualquier represalia por parte de cualquier persona relacionada con los hechos alegados.
PROGRAMA ETHICS & COMPLIANCE
Lilly establece estrictas directrices internas para asegurar que todos sus empleados, independientemente de la antigüedad, posición o responsabilidad, mantienen un comportamiento ejemplar en todos sus ámbitos de trabajo y en las relaciones con todos sus grupos de interés. Para ello, los dos principales documentos que recogen estas medidas son 'El Libro Rojo' y 'Los Principios de Investigación Médica'.
El 'Libro Rojo', proporciona los principios relativos a la conducta respetando los valores, requisitos legales y políticas de la empresa. Todos los empleados llevan a cabo una formación anual sobre este código incorporando casos prácticos y los comportamientos que resultarían apropiados.
'Los Principios de Investigación Médica' definen la conducta ética, las formas de financiación de la investigación clínica y el modo de llevar a cabo la comunicación de los resultados. Estos principios suponen una declaración sobre cómo y por qué Lilly realiza su investigación, su relación con los investigadores y la forma en que se comparten los resultados de los estudios.