Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tratamiento experimental logra sanar a una niña con leucemia

Un horizonte de esperanza se ha abierto para los enfermos de leucemia. El hospital infantil de Pensilvania ha logrado parar los efectos de esta dolencia en una paciente de seis años mediente la aplicación de una terapia experimental basada en el virus del VIH modificado genéticamente para que combata las células cancerosas.

Emma Whitehead es la afortunada que ha logrado vencer a este cáncer con una terrible tasa de mortalidad. Según informa The New York Times, los médicos del centro habían fracasado en sus intentos anteriores con quimioterapia y las posibilidades para salvarle la vida eran mínimas.
Ante la desesperación de sus padres, el equipo que la trataba optó por aplicarle un tratamiento que había sido usado anteriormente en una docena de casos con resultados muy contradictorios aunque ella era la primera menor en recibirlo.
Se tratataba de inocularle virus del VIH modificados genéticamente para que atacasen de forma selectiva las células cancerosas previa reprogramación de su sistema inmunológico.
En la práctica, los médicos inyectaron en Emma millones de células T (glóbulos blancos) y le insertaron genes capaces de matar las células responsables de su leucemia.
Las primeras horas del tratamiento fueron críticas para la paciente que estuvo al borde de la muerte con fuertes temblores y una fiebre descontrolada. Solo la profesionalidad, veteranía y algo de suerte logró salvarla. En unos de los momentos más complicados de este proceso, el doctor Carl June observó en Emma que los niveles en sangre de una glucoproteína estaban disparados. Casualmente, su hija tomaba un fármaco para tenerla bajo control ya que estaba implicada en la artritis reumatoide. Tras recibirlo, su mejoría fue "espectacular".
Tras una semana de convalecencia, Emma Whitehead, recuperó del todo la consciencia justo para celebrar el pasado 2 de mayo los 7 años.
Los responsables médicos de este equipo del hospital infantil de Filadelfia han mostrado su satisfacción por los resultados obtenidos en la terapia aplicada en Emmna pero no olvidan que solo otros tres adultos han conseguidos resultados satisfactorios.
Los laboratorios médicos han reaccionado satisfactoriamente a esta línea de investigación y la multinacional Novartis ya ha anunciado que invertirá 20 millones de dólares (15,3 millones de euros) para la construcción de un centro de investigación en el campus de la universidad para llevar el tratamiento a los mercados.
Desarrollar este tipo de tratamiento requiere que los fármacos sean específicos para cada individuo con el sobrecoste que ello supone. Pero los responsables médicos están convencidos que pese a ello es aún más barato que un costoso transplate de médula. Diseñar una línea de fármacos costará unos 20 mil dólares por pacientes (algo más de 15 mil euros) un coste que se abararatará en cuanto se generalicen los tratamientos.